ACTUALIDAD

Comité por la Libertad de Milagro Sala

Denuncian hostigamientos y tratos crueles a presas políticas con prisión domiciliaria.

En estos días, los operativos de seguridad se acrecentaron a Milagro Sala y Graciela López, las ordenes directas son del ministro Meyer

Denuncian hostigamientos y tratos crueles a presas políticas con prisión domiciliaria.


 

A pocos días de la asunción de Alberto Fernández y Cristina, en la provincia de Jujuy, se recrudecen las medidas de control así como el hostigamiento y tratos crueles hacia Milagro Sala y Graciela López.

En el caso de Milagro Sala, la policía de la provincia, cumpliendo órdenes directas del Ministro de Seguridad Ekel Meyer y del Secretario de Seguridad Comisario Tejerina, limitan el acceso y horario de visitas. Mantienen un exagerado operativo de seguridad alrededor del domicilio, que cuenta con custodia policial en la puerta y cinco efectivos apostados en cada una de las esquinas de acceso a la cuadra y en el pasaje que se encuentra detrás del domicilio. Cuando Milagro debe asistir a las revisiones médicas, a la custodia del Servicio Penitenciario se le suma policías de civil, todos armados como si desplazaran un delincuente de alta peligrosidad. Esta y otras medidas fueron ordenadas directamente por el Ministro Meyer.

La situación de Graciela López se vio seriamente comprometida la semana pasada, cuando tuvo que ser internada de urgencia por una infección que no estaba siendo controlada, a pesar de advertir el malestar que estaba padeciendo.

Graciela,  llegó a esta situación debido a la falta de acceso a la atención médica de un generalista, que debiera estar garantizada por el servicio penitenciario. Para que se realizara su internación, Graciela tuvo que solicitar la atención de un médico particular, quien insistió para que se efectivizara la derivación al Hospital San Roque.

Vemos así como el poder judicial y el gobierno de la provincia recrudecen el hostigamiento hacia lxs presxs políticxs de Jujuy y que estas acciones no cesan a pesar del carácter domiciliario que asume la prisión, expresa el comunicado.

Recordamos que la persecución que encabezó el gobierno de Morales tomó forma el 16 de enero de 2016, con la detención por presunta “sedición” de Milagro Sala, cuando la Red de Organizaciones Sociales ocupaba pacíficamente la plaza Belgrano, solicitando la continuidad de las cooperativas de construcción para evitar el desempleo de miles de familias. A los largo de estos 4 años fuimos testigos de cómo esto efectivamente ocurrió, dejando una provincia arrasada, endeudada y con presos políticos.