ACTUALIDAD

Tras la campaña de desprestigio

Un acierto del gobierno nacional: la Sputnik tiene una efectividad mayor al 90%

La revista científica The Lancet publicó los resultados de la fase 3 de la vacuna, donde señala que su eficacia es del 91.6%, además de no causar efectos adversos

Foto: Reuters/Agustín Marcarian
Foto: Reuters/Agustín Marcarian

 

Fueron muchas las voces que intentaron desacreditar la vacuna rusa Sputnik V con la que el gobierno nacional inició el plan de inmunización contra el covid 19, sin embargo, en las últimas horas la revista científica The Lancet hizo público los resultados de las pruebas de la tercera fase de la vacuna arrojando que tiene un nivel de efectividad de mas del 90% y que no causa efectos adversos.

El artículo refiere a 3 aspectos: los datos sobre la eficacia, inmunogenicidad (capacidad de inducir respuesta inmune) y la seguridad de la misma.

Los datos fueron aportados por Centro de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya, laboratorio que produce la Sputnik V e informa sobre los resultados obtenidos a partir de un análisis intermedio de su ensayo clínico en fase III.

En el medio de las dudas y cuestionamientos sobre la vacuna, Alberto Fernández conversó vía telefónica con Vladimir Putin, oportunidad en que le agradeció al mandatario ruso por la ayuda además de felicitarlo por la fabricación de “una vacuna de excelencia”.

En la charla, Putin le anunció a Fernández que Rusia estaba incrementando la producción y se comprometió a cumplir con el compromiso pactado: la adquisición por parte de Argentina de un total de 20 millones de dosis.

Recordemos que días atrás hubo una demora en la entrega de dosis, por lo que un vuelo de Aerolíneas Argentinas tuvo que suspender el viaje al país siberiano destinado a traer otro cargamento.

En lo que respecta a la publicación en la revista The Lancet, Alexander Gintsburg, director del Centro Gamaleya, dijo al respecto: “La publicación de los datos, revisados por pares a nivel internacional, con los resultados de los ensayos clínicos de la Sputnik V es un gran éxito en la batalla global contra la pandemia de COVID-19. La seguridad y la alta eficacia de la vacuna rusa se demuestran con los sólidos datos científicos presentados”. Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa, comentó a su turno: “Este es un gran día en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Los datos publicados por The Lancet demuestran no solo que Sputnik V es la primera vacuna registrada del mundo, sino también una de las mejores”, sostuvo el referente del organismo gubernamental que financia la producción del medicamento.

Sobre los 3 aspectos principales analizados (eficacia, inmunogenicidad y la seguridad), el estudio realizó la comparación con otras vacunas.

En cuanto a la eficacia, fue del 91.6%, con lo cual, forma parte del selecto grupo de opciones que –junto a otras como la de Pfizer y Moderna (95%)– alcanzaron un porcentaje superior al 90%. Un número altísimo si se tiene en cuenta que otras vacunas, como la de la gripe, que componen el calendario obligatorio apenas rozan el 60%. Para arribar a este resultado, el Centro realizó pruebas en 19.866 voluntarios, a los que se les suministró tanto la primera como la segunda dosis. Un aspecto alentador que arroja el estudio publicado es que la eficacia en el grupo de adultos mayores de 60 años (2.144 voluntarios) alcanzó 91.8% y, en efecto, no difirió estadísticamente del grupo que tenía entre 18 y 60 años.

En relación a la inmunogenicidad, entre los casos analizados, más del 98% de los voluntarios demostraron la presencia de una respuesta inmunitaria humoral (anticuerpos) y el 100%, una respuesta inmune celular. En esta línea, los niveles de anticuerpos detectados y generados por la droga fueron superiores a los reportados en individuos que se recuperaron de la covid, es decir, la protección que ofrece la sustancia activa es aún más importante que la exhibida por los pacientes que obtuvieron su alta.

Con respecto a la seguridad, el tercero de los pilares que sostienen el éxito de una tecnología tan compleja como una vacuna, el estudio confirmó que el 94% de los eventos adversos fueron leves (síntomas pseudogripales, reacciones en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y cansancio), mientras que no se produjeron eventos adversos graves. En esta línea, entre los voluntarios, no se detectaron alergias fuertes ni shocks anafilácticos que sí se evidenciaron en personas que fueron inoculadas con otras plataformas vacunales, como por ejemplo la de Pfizer y BioNTech.

Mientras tanto, la cartera sanitaria continúa con las gestiones para adquirir un millón de vacunas chinas elaboradas por la empresa estatal Sinopharm y aguarda por las millones de dosis de AstraZeneca (22.4 en total) que comenzarán a llegar desde México a mediados de marzo. El lunes, Covax, la plataforma liderada por la OMS y compuesta por 172 naciones de todo el mundo, anunció que a mediados de febrero Latinoamérica comenzaría a recibir el primer lote de 35 millones de dosis. Vale destacar que, según lo acordado, Argentina debería recibir a lo largo del primer semestre de 2021, 9 millones de dosis.

Sin embargo, el otro aspecto que también se destaca, el valor de las dosis, que en comparación con otras, la Sputnik V es más barata, ya que cuesta alrededor de 10 dólares, contra los 4 de AztraZeneca (la única en menor valor que la rusa) los 18 dólares de Pfizer y los 25 dólares de las dosis de Moderna.

Fuente: Página 12