CULTURA

Crónicas de la cuarentena

Inventario

En "Crónicas de la cuarentena" compartiremos textos de distintos autores que hablan de la experiencia que estamos atravesando. Porque aunque estemos aislados, no estamos sólos. Colabora hoy la escritora Elena Bossi Fioravanti

Fotografía: Brotes de ajo, por María Hidalgo
Fotografía: Brotes de ajo, por María Hidalgo

 

Inventario

por Elena Bossi Fioravanti

Como el soneto que Violante le mandaba a hacer a Lope de Vega, el diario Jujuy Dice me manda a escribir unas crónicas breves de esta cuarentena. 

Muy lejos de ser Lope de Vega, Jujuy Dice deberá conformarse con algunas palabras desperdigadas, unos balbuceos.

Hoy solo se trata de una lista cuyas imágenes se imbrican, se articulan o se contradicen, se contrastan, se enhebran para no significar nada. 

Aquí mi inventario:

La amiga que envía a diario las fotos del crecimiento de sus ajos en la maceta, la que me pide consejos con voz desgarrada porque no puede dormir, el líder de Estado que dice que su país no cumplirá cuarentena porque la economía es más importante que las vidas, el líder que protege la vida de los ciudadanos por encima de todo. 

La amiga que teme volverse loca, la que reza y envía cadenas de imágenes religiosas, la que me manda enlaces para bajar libros, el amigo que me envía puestas teatrales, el que envía consejos para el cuidado de la enfermedad, el que manda memes.

Los audios de auxilio de quienes no tienen qué comer.

La soledad de la mujer que se enfermó. 

El profesor de gimnasia que hace llegar a diario una rutina, el grupo de WhatsApp que en las noches se asegura de que estemos bien, las voces y los rostros de las hijas y los hijos a través del Skype, sus risas, sus preocupaciones, la provisión de alimento, la obra de teatro a medio escribir, los libros, el sol, la lluvia,  la perra con alergia, la planta que estalló en flores blancas, las mariposas, el tucán que pasó por encima gritando, la pequeñísima y veloz araña anaranjada como un punto de luz que atraviesa la pantalla mientas enumero  este marzo enrarecido.