ECONOMÍA

El dólar se disparó a 65$

Ayer se vivió una jornada de volatilidad cambiaria en Jujuy

En Jujuy largas colas se formaron en entidades bancarias con ahorristas buscando adquirir la divisa norteamericana.

Ayer se vivió una jornada de volatilidad cambiaria en Jujuy

El dólar oficial cerró a 65 pesos para quienes lo compraban ayer,  una brusca escalada en esta semana a casi 24 horas de las elecciones presidenciales, mientras que el dólar Blue, no oficial, se vendía a 75,75 pesos marcando una brecha de más de 10 pesos.

Jujuy no es la excepción en este mercado verde, que genera una psicosis social cuando se empieza a escuchar información sobre su alza estrepitosa y en el imaginario colectivo, el miedo a la suba del dólar se conjuga con el temor a su impacto posterior en los precios.

Ayer en esta ciudad, se vivió un día convulsionado por la sombra de la disparada del billete verde.

Sin ir más lejos en una entidad bancaria se generó una enorme fila con ahorristas ansiosos por comprar moneda estadounidense.

 Jujuy no se caracteriza de tener “grandes ahorristas”, y menos en estos tiempos donde el dólar ascendió desde el 2015 que estaba a 9,76 pesos, y cuatro años después 64,1 pesos. Las explicaciones de ese incremento son varias y dependen del  posicionamiento de los economistas. Lo cierto es que el dólar aumentó y hay de fondo una cuestión de credibilidad política, aunque el oficialismo haya pregonado una y otra vez que no había razones para preocuparse.

A horas de las elecciones presidenciales, esperadas por muchos con ansias y  porcon desesperanza por otros, la suba de la moneda extranjera desbarata las variables básicas de la economía argentina, afectando a la mayoría y favoreciendo a pocos.

Sin más ni menos la imagen de la fila del banco de ayer pintaba esa inestable realidad. La gente expresaba que “el lunes comenzaba otro país”, “se le chifla el moño a Macri y el lunes lleva el dólar a 100”, “vengo para evitar en mi bolsillo lo que fue después de las PASO”…. Comentarios muy similares de las personas que esperaban comprar dólares sumidos en esa preocupación.

El miedo en la gente es vivir las mismas consecuencias que trajeron los resultados de las PASO, tras la escapada del dólar con Macri en modo Nerón.

Pero también entra en juego la picardía de algún empresario o un gran ahorrista que envió gente a comprar dólares, y como cada cliente tiene un tope de compra, es más fácil  mandar a comprar a otros en nombre de uno. 

Podemos concluir que la volatilidad cambiaria responde a la incertidumbre generalizada por la víspera electoral, que se agrava con el antecedente inmediato de la liberalización del precio de la divisa que Mauricio Macri fomentó en represalia por los adversos resultados en las PASO.