ECONOMÍA

En concepto de intereses

En un gesto de buena voluntad, Argentina canceló un pago con el FMI

Mientras avanza la negociación con el organismo, el Estado argentino canceló un vencimiento por 315 millones de dólares de los 44 mil millones que corresponden al acuerdo stand by

En un gesto de buena voluntad, Argentina canceló un pago con el FMI

 

En cumplimiento con los compromisos asumidos, el Tesoro Nacional desembolsó ayer la suma de 315 millones de dólares en concepto de intereses para pagar un vencimiento con el FMI.

Si bien se trata de un “vencimiento chico”, se trata de un gesto de buena voluntad en el marco de la negociación que lleva a cabo en gobierno nacional con el organismo multilateral en lo que respecta a la reestructuración de la deuda por el acuerdo stand by que firmó el ex presidente Mauricio Macri.

De esta manera, el Estado argentino hizo frente al primero de los siete pagos pautados para 2021 que -entre capital de intereses- totalizan unos u$s 14.850 millones, aunque el vencimiento más fuerte es recién en septiembre próximo.

La cancelación de la cuota trimestral se realiza con el objetivo de no entorpecer el proceso de diálogo, ya que la intención oficial es cerrar un acuerdo con el tiempo suficiente para encarar luego las negociaciones con el Club de París, cuyo plazo máximo es mayo de este año.

Los pagos de intereses al FMI, contemplados en el acuerdo stand by firmado en 2018 por el Gobierno de Juntos por el Cambio, se vienen realizando en forma regular de acuerdo con el calendario previsto.

Al mismo tiempo, se está negociando con el FMI un nuevo programa que permita un refinanciamiento total de los pagos de deuda. El primer pago de vencimientos de capital de acuerdo con el programa stand by es en septiembre de 2021.

Según informó este medio, Argentina avanzó en las negociaciones con el FMI para cambiar los términos de una deuda que supera los u$s 44.000 millones y el acuerdo estaría cada vez más cerca.

Por el acuerdo que negocia la Argentina, el país recién comenzaría a pagar vencimientos en 2025, el segundo año de la próxima presidencia.

Hasta comenzar a pagar, la Argentina buscará demostrar un sendero de consolidación fiscal y monetaria, y cumplir objetivos en materia de inflación y manejo del tipo de cambio.

Si finalmente se acuerda empezar a cumplir con las obligaciones en 2025, el total de la deuda debería ser liquidado entre ese año y, a más tardar, el 2031, estimaron fuentes cercanas a las negociaciones.

De acuerdo con la estrategia diseñada por Economía, el dinero desembolsado no debería salir de las reservas sino del financiamiento voluntario.

Fuente: Ámbito.com