JUDICIALES

Finalizó el 11° juicio por delitos de lesa humanidad en Salta

Condenan a 15 años al ex Juez Federal Lona por el secuestro y muerte del ex gobernador salteño Ragone

El Tribunal Federal decidió condenar al ex juez federal Ricardo Lona a 15 años de prisión, empero hasta que sea confirmada, seguirá en su casa con arresto domiciliario

foto: cuarto.com.ar
foto: cuarto.com.ar

Al igual que todos los ex jueces y fiscales federales de la justicia de la dictadura reiteraron el libreto de la inocencia y entre otros argumentos atacó a la prensa y al fiscal Carlos Amad, como era de esperar.

Se trata de la primera condena en contra del ex magistrado, quien era el único juez federal de Salta en los tiempos del terrorismo de Estado. Además, está imputado en otras dos causas por delitos de lesa humanidad. Una es la denominada "masacre de Palomitas", que se tramita por escrito, que está en la etapa final de los alegatos y sentencia, pero que fue paralizada por un recurso de queja de la defensa de Lona.  Hay una tercera causa, en la que se acumulan varias denuncias, a la cual llaman "residual", que aglutina a unas 60 víctimas, que lleva más de 10 años y en la que Lona ni siquiera fue indagado.

Lona llegó al proceso, a cargo del Tribunal Oral Federal 2 integrado por Gabriel Casas, Gabriela Catalano y Juan Carlos Reynaga, imputado de prevaricato, encubrimiento y omisión de perseguir a los responsables del secuestro y la desaparición del ex gobernador Miguel Ragone, ocurridos el 11 de marzo de 1976, casi dos semanas antes del golpe de Estado de la última dictadura militar.

El 11 de marzo de 1976, cerca de las 8, Ragone fue interceptado cuando salía de su casa en su auto Peugeot 504, en el que se dirigía a trabajar. Los captores abordaron el rodado, lo inmovilizaron y luego, desvanecido, lo tiraron en la parte posterior.

La empleada de comercio Margarita Martínez y el comerciante Santiago Arredes, dueño de un almacén, salieron a la calle a ver qué ocurría. Incluso Arredes salió en defensa de Ragone, pero los captores les dispararon a ambos: mataron a Arredes de un balazo en el pecho e hirieron a Martínez con una ráfaga de ametralladora.

Lona está acusado de «encubrimiento» e «incumplimiento en los deberes de funcionario» por su actuación en el caso de Ragone.

Fue declarado partícipe secundario del secuestro y la desaparición del exgobernador Miguel Ragone en marzo de 1976. Con un fallo dividido, no irá aún a la cárcel.

 Los fiscales Carlos Martín Amad y Francisco Santiago Snopek pidieron que le den una pena de 15 años de prisión. Los querellantes por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Gastón Casabella; por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, David Leiva, María José Castillo y Martín Plaza, y por la familia Ragone, Matías Duarte, requirieron en tanto que le den cadena perpetua por considerar que el juez es partícipe necesario de la desaparición y muerte del exmandatario.

El que finaliza hoy es el onceavo juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la provincia durante la década del setenta, el que contó con la presencia de la fiscal Angeles Ramos, titular de la Procuradoria de Crímenes de Lesa Humanidad.