JUJUY

Los hechos suceden desde al menos 2018

Asesinato y suicidio, el caso que reveló un viejo historial de casos de violencia y abuso

Tras darse a conocer que Franco Barrios se arrojó al vacío en un edificio del centro capitalino, varias denuncias públicas señalaron al deportista de haber golpeado a mujeres, abusado de menores y participar junto a su hermano de golpizas

Foto: El Submarino
Foto: El Submarino

 

Durante la mañana del sábado se conoció que un joven se había arrojado al vacío desde un edificio del centro capitalino, horas más tarde se confirmó que se trataba de Franco Barrios, un conocido deportista del ámbito local y que su muerte reveló una historia de violencia, abuso e impunidad con la que se manejaba.

Fueron las redes sociales las protagonistas de las denuncias públicas que se realizaron contra el joven fallecido, donde se lo señalaba de haber participado de golpizas junto con su hermano y un grupo de amigos, como así también de haber golpeado a mujeres en público y de haber abusado de menores.

Algunos de los “escraches” datan desde al menos del año 2018, pero ante el suicidio del Barrios, las denuncias volvieron a tomar relevancia en las últimas horas.

En principio, fueron familiares de Franco Ovando, el joven que fue hallado muerto en un domicilio de Ciudad Nieva con varias puñaladas en su cuerpo quienes pidieron que la justicia investigue los hechos en cuales se produjo el asesinato y que tendría como protagonista a Barrios, situación que habría desencadenado su suicidio.

Bajo la consigna justicia por Franco Ovando, familiares y allegados pidieron que quienes pudieran aportar algún dato sobre cómo ocurrieron los hechos, incluso llegando a señalar que hubo más personas presentes cuando Barrios habría atacado a Ovando con un arma blanca.

Sin embargo, con el correr de las horas, distintas personas comenzaron a recordar situaciones de violencia y abuso en el cual tenían como protagonista a Franco Barrios.

Uno de los posteos titulado “lo muerto no te quita lo mala persona” expresaba “me tocó en el 2019 ser testigo de una innumerable ola de denuncias y/o escraches contra cierto tipo, chicas que no se conocían ni entre ellas y que en sus historias contaban el mismo modus operandi de este pibe, de su hermano y de sus amigos. Me tocó cruzármelo en numerosas oportunidades y caminaba con una impunidad, siempre con la cabeza en alto y parece que bien orgulloso de ser el tipo de asqueroso que era. Me tocó denunciarlo por una situación que vivimos”.

El relató continuó “a nivel personal su muerte me dio alivio, no sé si se llama ‘festejarlo’, pero siempre supe que este tipo era una amenaza claramente no solo para mujeres, si no que golpeó a muchos hombres, y bueno termino por asesinar a alguien. Ahora... quienes son los moralistas que creen tener el tupé de criticar a las personas que sintieron alivio sabiendo que no iban a tener que cruzar más a su violador, a su abusador o a su golpeador por la calle ¿Enserio podés hacer culpable a una víctima por sentir eso?”

Sobre las denuncias contra Barrios, la publicación indicó “me llama mucho la atención con la euforia que salen a hacerse los moralistas en este momento y en el 2019 cuando salió todo a la luz estaban bien callados, ser un violador, un violento, un abusador es algo que está sociedad puede perdonar se ve”.  

Sobre este punto, cabe consignar que en 2018 una joven -también a través de redes sociales- había dado a conocer que Franco Barrios había violentado a una amiga suya en una fiesta. “Franco Barrios le pegó a una amiga anoche en una joda, la agarró de los pelos y la arrastró por toda la cancha de básquet y después le dio una patada en la cabeza. No es la primera vez que agrede a alguien de esta forma, además de violento tiene denuncias por abuso a pibas menores de edad”, señalaba la publicación.

Según se pudo saber por fuentes allegadas al MPA, Barrios junto a otro grupo de jóvenes -entre ellos su hermano Rodrigo-, todos acusados por abuso, habían sido liberados por el fiscal Cussel por falta de pruebas.

La impunidad también fue señalada por la propia hermana de Franco Ovando, quien mencionó en redes sociales “estaba esperando el momento de que esto salga a la luz. Mi hermano (nombrándolo) quien fue la única persona que ayudó a Franco Barrios pagándole tratamientos psicológicos para luchar contra su adicción a las drogas y le paga así, matándolo o siendo cómplice de su asesinato”, cuestionó y detallando que la propia familia de Barrios encubrió al joven en varias oportunidades.

 

La investigación por el homicidio de Franco Ovando quedó bajo la órbita de Diego Cussel y se prevé que hoy sea la autopsia del cuerpo.