JUJUY

Hay varios heridos

Con balas de goma, la policía reprimió a trabajadores de Unión Bus que reclaman por el pago de salarios

Los hechos se produjeron alrededor de las 5 de la mañana. La empresa adeuda los haberes de sus empleados desde junio y por ello, hoy decidieron realizar abstención de tareas

Foto: La Izquierda Diario
Foto: La Izquierda Diario

La situación del transporte público ha dejado de estar en el foco de la escena debido a las limitaciones de traslado de las personas en el marco de la pandemia por el covid 19, pero no por ello, ha dejado de tener inconvenientes, tal es así, que en horas de la mañana, trabajadores de la línea Unión Bus fueron reprimidos por balas de gomas por reclamar el pago de sus salarios (ver vídeo).

La situación no es nueva, ya que desde hace meses el gremio de la UTA seccional Jujuy, viene advirtiendo que las empresas no cumplen con lo establecido en las conciliaciones obligatorias: pago de los haberes en determinadas fechas, efectivización del depósito de las cuotas del aguinaldo y, frente ello, hoy chóferes de la empresa perteneciente a Rodolfo Severich, comenzaron con una medida de fuerza con abstención de tareas ya que no perciben sus salarios desde junio.

Pese a tratarse de un reclamo justo, un operativo policial derivó en una dura represión, que incluyó balas de gomas y gases lacrimógenos, por lo cual, varios trabajadores resultaron heridos.

Los hechos comenzaron alrededor de las 5 de la mañana, tras comenzar la protesta con la quema de algunos neumáticos.

Por su parte, los trabajadores indicaron como responsable de lo acontecido al Secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Guillermo Marenco y el intendente Raúl “Chuli” Jorge.

En tanto, trabajadores de las líneas El Urbano y San Jorge también iniciaron una medida de fuerza por el mismo conflicto.

Recordemos, que en el ejido de San Salvador de Jujuy, rige la ley de Emergencia del Transporte Público, luego que la UTA Jujuy estableciera una medida de fuerza por 6 días en el mes de julio de 2019, ante la falta del cumplimiento de las empresas del pago de los salarios en tiempo y forma, también del aguinaldo.

Por aquel entonces, se dispuso que ante una eventual medida de fuerza, cada línea debía garantizar un servicio mínimo. Asimismo, también se había establecido que las empresas debían pagar una multa por los incumplimientos.