JUJUY

Desde este año se aplicará en toda la provincia

Educación beneficia a estudiantes secundarios para que no repitan el año, pero no otorga recursos

Se trata de una ley nacional que permite que estudiantes que adeuden hasta 3 materias, en lugar de repetir el año, puedan recursar las asignaturas pendientes mientras continúan su trayectoria educativa

Foto ilustrativa (Jujuy al Momento)
Foto ilustrativa (Jujuy al Momento)

 

Finalmente, ayer se concretó el retorno a las aulas del nivel secundario en toda la provincia y el inicio del ciclo lectivo 2021 trajo un beneficio para estudiantes que adeuden hasta 3 materias en lugar de repetir el año, puedan recursar esas asignaturas pendientes pero poder continuar la trayectoria educativa, decisión que implica recursos económicos pero que desde el Ministerio de Educación de Jujuy no realizó.

Se trata de la ley nacional 26.206 discutida en el Consejo Nacional de Educación donde -teniendo en cuenta la obligatoriedad de la educación media- propone nuevos lineamientos en cuestiones pedagógicas para “ampliar la escolarización vigente contemplando las diversas situaciones de vida y cuestionar las acepciones ligadas a la una única forma de estar en la escuela, habilitando otras formas de trabajo colectivo docente con co-responsabilidad sobre la propuesta escolar y de las trayectorias diversas de los estudiantes”, subraya la Resolución 13.913 firmada por la ministra Calsina en noviembre de 2019.

Y en el marco de la pandemia, donde hubo una gran cantidad de estudiantes que perdieron contacto con el espacio educativo por no contar con los medios tecnológicos necesarios, se han visto perjudicados, situación más que excepcional para rever los conceptos de aprendizaje instaurados hasta la fecha.

De hecho, la resolución implica el reconocimiento de una educación con una perspectiva más integral para garantizar la inclusión de niños, niñas y adolescentes en el sistema educativo.

Para cumplir con ello, se deben establecer espacios alternativos de aprendizajes que no deben superponerse con los horarios de clases, lo que implica, horas extracurriculares, que pueden darse dentro de la institución o por fuera de esta, según la disponibilidad de los recursos de cada una.

Pese a ello, la cartera educativa no gestionó una partida presupuestaria para tal fin.

Así lo aseguró Mercedes Sosa, docente y referente de la Corriente Sindical Marina Vilte, quien sostuvo que esta nueva medida “está todo regulado, son nuevas modalidades de educación secundaria por ley nacional, pero se hace esos cambios sin recursos”.

Pese a ello, subrayó el carácter positivo de su aplicación “es un beneficio para los/las estudiantes porque es otra concepción del aprendizaje, no hay concepto de chico que se queda de curso, sí son recursantes, van teniendo tutorías que van haciendo que aprueben la materia durante el año y mientras, pueden ir cursando el año siguiente hasta aprobar”.