JUJUY

El relevamiento fue realizado a nivel nacional

El 50 por ciento de los niños jujeños están malnutridos, según estudio de ISEPCI

El estudio relevó más de 24 mil casos en la Argentina, donde se analizó la talla y peso que las niñeces y adolescentes que asisten a merenderos y comedores

El 50 por ciento de los niños jujeños están malnutridos, según estudio de ISEPCI

La discusión por la declaración de la emergencia alimentaria en la provincia de Jujuy exigida por los movimientos y agrupaciones sociales que administran comedores y merenderos, hizo que el gobierno de Morales intentara por todos los medios ocultar la realidad que atraviesa la población: el avance del hambre.

Pero son los números los que demuestran lo que realmente sucede. La organización Barrios de Pie, desde el área de salud, en conjunto con el Instituto de Investigación ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana) realizaron un estudio durante el primer semestre de 2019, donde se relevó en 14 provincias del país, incluida Jujuy, y concluyó que el 50 por ciento de los niños, niñas y adolescentes de escasos recursos económicos que asisten a comedores y merenderos presentan malnutrición.

El estudio, que relevó la situación nutricional de 24.647 niños, niñas y adolescentes de 0 a 19 años, tomó en cuenta técnicas antropométricas (talle y peso) en ese sector etario, que viven en situación de alta vulnerabilidad socio-sanitaria, y cuyos padres o madres, en su mayoría son titulares de programas sociales, y que además, asisten a comedores, merenderos o espacios comunitarios.

Los casos de malnutrición son los que prevalecen por sobre los casos de desnutrición, que es un número bajo. La principal causa de estos índices de malnutrición, se debe a una alimentación inadecuada, con gran cantidad de carbohidratos (harinas) y poca variedad de frutas, verduras, legumbres, entre otros alimentos, necesarios para una dieta adecuada.

Esto es uno de los puntos que desde los comedores y merenderos vienen reclamando: el gobierno brinda en su mayoría, alimentos secos, pese, a que desde el mismo Ministerio de Salud, se toma a la malnutrición, como un factor de riesgo para la salud.

Las conclusiones generales

El relevamiento estableció que hubo un avance en la malnutrición en las niñeces y adolescentes. Pero, se hizo un recorte, según las edades.

La Malnutrición en el grupo de niños/as de 2 a 19 años, de todo el país, se ubica en un 43,34%, es decir, 9782 niños/as y adolescentes (n/a) se encuentran en alta vulnerabilidad nutricional.

Sobre un total de 22571 n/a, sin discriminar grupo etario, según el IMC (índice de masa corporal), más de cuatro de cada diez n/a se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición, destacando la preeminencia de los indicadores por exceso, sobrepeso 21,07% (4755n/a) y obesidad 20,43% (4612 n/a) que superan significativamente al indicador por déficit alimentario, ya que en bajo peso encontramos 415 n/a un 1,84%.

Discriminando ahora sí por edades, hay un incremento de la malnutrición en la niñez ubicada en la segunda infancia, de 6 a 10 años, donde las deficiencias alimentarias afectan al 44,73 por ciento, es decir, 3499 niños/as.

En cuanto a la primera infancia, las niñas y niños de 2 a 6 años, alcanzaron el 43,08 por ciento de malnutrición (3728 casos); mientras que la franja de adolescentes desciende apenas unos 2 puntos porcentuales, con un 41,92%.

 

En el grupo de lactantes, de 0 a 2 años, se registra también un alto porcentaje de malnutrición. Causa particular alerta la presencia de indicadores antropométricos que dan cuenta que niños/as estarían recibiendo una alimentación inadecuada, ya que del 29,46% según peso/edad, presentan malnutrición, por déficit 3,37% bajo peso, mientras que los indicadores por exceso presentan un 12,71% de sobrepeso y 13,42% de obesidad.

También aparecen un 20,69% de niños/as que presentan baja talla para su edad.


Archivo adjunto: Gráfico malnutrición