JUJUY

Hay cada vez menos república en Jujuy

El otoño del patriarca: Gerardo Morales se cubre las espaldas ante el ocaso de su hegemonía

Ante la pérdida de los dos tercios en la legislatura y una dramática crisis financiera provincial, el gobierno apela a maniobras grotescas y antidemocráticas, atropellando a los otros poderes del estado.

El otoño del patriarca: Gerardo Morales se cubre las espaldas ante el ocaso de su hegemonía

 

El cuento de las escribas por accidente

- Buenos días, señor vigilante, pasábamos por aquí y se nos ocurrió presentar unos pedidos de Juicio Político. 

- Como no señoras, entréguenmelos, ahora mismo llamo a un diputado quien se los va a recibir. Además ya que están sesionando los legisladores, va a ingresar los pedidos sobre tablas para que se pongan a consideración de la Cámara.

- Muchas gracias buen hombre, agradézcale al Diputado Rivas su buena disposición. Hasta Luego.

El dialogo suena inverosímil, pero algo así habría sucedido el jueves en la Legislatura de la Provincia, al menos en la versión del oficialismo.

Los Diputados iniciaron su tarea a las 11 de la mañana, tal vez con un renovado entusiasmo, luego del largo período de inactividad. No sabían que a las 9:43 Romina Paola Flores y un minuto después Vanesa Luciana Vazquez, dos ignotas particulares habían ingresado sendos pedidos de Juicio Político.

El primero contra el Fiscal General ante el Superior Tribunal de Justicia Alejandro Ficoseco, solicitando su destitución por “Incumplimiento de los deberes en el ejercicio de la Jefatura del Ministerio Público Fiscal”. Argumentando que “en el período comprendido entre el año 2010 y el año 2015, el Barrio Tupac Amaru (…)fue controlado por la Organización Social Tupac Amaru sin permitirse en dicho barrio el accionar de la justicia, todo esto ante la pasividad de quién tenía la dirección de los órganos encargados de la persecución Penal (...)”

Y ante esa circunstancia “el Fiscal General, Dr. Alejandro Ficoseco, nada hizo desde su función de titular del órgano encargado de ejercer la acción penal pública, es más, su pasmosa inactividad generó un ilegítimo empoderamiento de una organización social”.

El chivo expiatorio se vuelve comodín: que nadie revise mis cuentas.

El segundo pedido de Juicio Político, acomete contra integrantes del Tribunal de Cuentas de la Provincia, particularmente contra su presidenta Nora Milone Juncos y los Vocales Rene Antonio Barrionuevo y Mariana Leonor Bernal , casualmente los que no fueron designados por Gerardo Morales, solicitando también su destitución. 

La casual pasante por la Casa de Piedra argumenta que en los expedientes judiciales “pibes villeros” y la denominada “megacausa”, que involucra –como no podría ser de otra manera- a miembros de la Tupac Amaru, ese Tribunal no auditó ni formuló las denuncias que harían correspondido, y entonces habría avalado que se cometan delitos con perjuicios al Estado.

Delitos que la novel en Derecho señora Vazquez parece conocer en profundidad ya que los detalla en 33 fojas. Por ellos a los integrantes del Tribunal les cabe responsabilidad política y en consecuencia, señala la transeúnte “deberán ser destituidos mediante el proceso de juicio político que se deja iniciado."

Con ustedes una vez más el enemigo público número uno de los jujeños: Milagro Sala y la Tupac Amaru. Nada nuevo entonces, el radicalismo vuelve a contar la historia de la bruja mala, siempre al acecho de los jujeños, quien aunque esté detenida y sin sentencia firme al igual que otros integrantes de la Tupac es la responsable de todos nuestros males. Sala está fuera de escena pero nada ha cambiado, esa construcción del imaginario social ya está caduca pero los problemas sociales en todas las áreas avanzan con la fuerza de un voraz incendio. Hay hambre en Jujuy. La salud y educación están en franca decadencia de la mano de mediocres (por decir algo leve) gestiones de Bohuid y Calsina.

Claro que las cándidas visitantes a la legislatura pasan por alto la propia participación nunca esclarecida en esos hechos de funcionarios del radicalismo, incluso del propio Chuli Jorge. Y si cabe pedir Juicio Político al Fiscal del Superior Tribunal y miembros del Tribunal de Cuentas, por falta de control o por inacción, que decir de funcionarios radicales que plasmaron sus firmas en numerosos expedientes con los que se habrían perpetrado esos delitos en cuestión. Y el uso del potencial aquí no es en vano ya que “pibes villeros” y la “megacausa” no tienen sentencia definitiva como señalamos. Además si hubiese un Jury de enjuiciamiento el oficialismo no debería olvidar que ése órgano está conformado por representantes de los tres poderes, un "detalle" a considerar. 

El chivo expiatorio entra a la cancha una vez más, nada nuevo decíamos. Pero una mirada más atenta si encontrará algo novedoso, y es el uso que ahora el radicalismo le quiere dar a "la causa de todos los males".

Veamos. La maniobra la consuma Luciano Rivas, diputado radical que no puede haber actuado sin el acuerdo de su máximo jefe, cuando pide y logra que ingresen “sobre tablas” los pedidos de juicio político presentados por las inspiradas escribas, expedientes que no estaban en el Orden del Día acordado para la sesión, ni habían pasado por las comisiones para el estudio de los legisladores, logrando así que las acometidas tomen estado parlamentario.

La pirueta molestó a los legisladores de la oposición, por la falta de respeto a las formas legislativas pero lo que más indignó fue el trasfondo de la jugada, acostumbrados ya a leer las segundas intenciones del gobierno detrás de cada movimiento extraño y puesta en escena de mal gusto.

Porque hete aquí que el chivo expiatorio de Gerardo Morales -Milagro y la Tupac-ahora se convierte en un comodín para perseguir e intentar dominar a otro poder del estado y al máximo órgano de control de las cuentas públicas. Ese y no otro es el fín último de la jugada, advirtieron desde la oposición.

“Tengo unos años en la Legislatura y no salgo del asombro con situaciones como estas. Es una locura lo que hacen”, declaró Javier Hinojo a Jujuy al Momento. “Se vé como ejercen formas coercitivas para tratar de disciplinar a los distintos poderes. Más allá de quienes sean los miembros es delicado por la forma que se toma y cómo se ejerce”, sostuvo.

El problema de Morales, explican voces opositoras, es que al renovarse la composición de la Legislatura ya no contará con la mayoría automática, los dos tercios de los diputados que actualmente detenta y le permiten aprobar cualquier decreto o proyecto, sensato o de los otros, verbigracia la ingente deuda contraída por la provincia. Además en vistas del muy probable triunfo del Frente de Todos en Octubre, el margen de maniobra se le hace cada vez más chico.

Preocupados porque no tienen las cuentas en orden, y viendo que se avecina el ocaso de su hegemonía los correligionarios urdieron la jugarreta para presionar al Tribunal de Cuentas, no casualmente el pedido de Juicio Político alcanza a los miembros de ése órgano que vienen de la gestión previa y no responden a Morales. El objetivo de máxima sería removerlos y poner propios. Contarían entonces con un ente de control bajo su absoluto dominio que pueda cubrirle las espaldas.

La mise en scéne evidencia por lo grosera un alto grado de desesperación y apuro del partido gobernante. Claro, quieren cambiar y poner un Tribunal de Cuentas adepto antes de que los números de legisladores propios disminuyan y se les acaben los solícitos dos tercios , pero también demuestra algo más grave: un absoluto desprecio por los controles democráticos que establece la Constitución Jujeña.

Gerardo Morales Sociedad Anónima Unipersonal

Las suspicacias de opositores y de algunos reconocidos abogados también se despertaron ante la presentación y posterior aprobación sobre tablas, una vez más de apuro y sin el conocimiento de los legisladores de otro proyecto, la creación de un Registro Público de Comercio subordinado al Poder Ejecutivo, sustrayendo ese registro al control que ejercía el Poder Judicial.

El Registro Público de Comercio es el encargado de inscribir y otorgar la matrícula de los comerciantes y entre otros fines es el órgano administrativo que tiene el registro de la constitución de las Sociedades Comerciales, como si fuere el Registro Civil de las personas físicas pero respecto a esas Sociedades, ya sean Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitada u otras con fines de lucro.

Cualquiera que constituye una sociedad debe hacer un depósito de una cantidad de dinero denunciando cuál es su capital, a los efectos de que si hubiese un problema legal, quede  registrado en ese ente administrativo que cuenta con un patrimonio cierto. Además debe registrarse desde que fecha existe esa sociedad, cuáles son los miembros y como se compone su directorio. En ese ente deben presentar sus balances.

Precisamente, en los últimos tiempos legisladores de la oposición vienen señalando la irregular constitución desde el gobierno de Sociedades Anónimas Unipersonales SAU, con las que se administran fondos del estado provincial y hacia las cuales se derivan fondos públicos.

Es el caso de las SAU Cauchari Solar I, II y III y Bio La Esperanza que sería la encargada de manejar las 35000 hectáreas que el gobierno le expropió a la quiebra del Ingenio La Esperanza, poco tiempo después de venderlo, en otra maniobra muy irregular y cuestionada.

Pues bien con este nuevo Registro el control de esas sociedades quedará bajo el propio gobierno y no del poder Judicial. La ley fue sancionada con el procedimiento express usual: presentación sobre tablas, con el desconocimiento de su contenido por la oposición y la aprobación por la mayoría oficialista automática. La democracia y el debate informado , bien gracias. Por lo visto el gobierno no quiere dejar cabos sueltos en vista de los tiempos que se les avecinan.

El sueño de controlar todos los poderes del estado

Pero la voluntad tiránica de avanzar sobre órganos de control y otros poderes del estado no se detiene allí. Con el otro pedido de juicio político presentado por la casual letrada Romina Paola Flores e ingresado al recinto sobre tablas gracias a las gestiones entusiastas de “Manzana” Rivas, Gerardo Morales pretende presionar y aumentar su control sobre el Poder Judicial, buscando la destitución al Fiscal del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Ficoseco.

Como se expresó , la excusa es su inacción frente al supuesto accionar delictivo de la Tupac Amaru, ya que según Flores “El Dr Ficoseco consintió que una porción del territorio provincial (Barrio Tupac Amaru) estuviera fuera del accionar de la administración de justicia y de la ley, coadyuvando con su inacción a eregir a los ciudadanos miembros de la organización Tupac Amaru en individuos con ilegítimos privilegios que podían delinquir sin ser alcanzados por la correspondiente sanción, siendo su conducta juzgada únicamente por la líder de la organización, la Sra Milagro Sala”

Prácticamente una acusación de herejía. “Demonizando a Milagro Sala se cura, se educa y se come” podría ser una línea para un discurso de Gerardo Morales, si quisiera emular a un político que tuvo mucha más altura y vocación democrática.

De seguir en este curso los radicales podrían pedirle juicio político al Salvador y Patrono de Jujuy por permitir el nacimiento de ese Demonio.

La fantochada no resiste el menor análisis y si dijésemos una vez más,  que el chivo expiatorio usado por Morales devenido ahora en comodín no es responsable de los millones de dólares que debe Jujuy, 3500 verdes por cada ciudadano para ser más precisos, ni de los sueldos de miseria que cobran los estatales, ni de la pobreza dramática de muchos jujeños, ni del ahogo financiero en que vive la provincia, nos quedaríamos en la superficie.

Porque está claro que este infundado y caprichoso pedido de Juicio es una mera excusa para terminar con la poca independencia que le queda al Poder Judicial Jujeño y permitir que los “defensores de la república” tengan el control absoluto de los poderes del estado.

Para muestra basta un botón. Recordemos que Ficoseco debe emitir un dictamen para determinar si se constituye o no un Jury de enjuiciamiento contra el Fiscal General Sergio Lello Sanchez titular del Ministerio Público de Acusación.

Lello Sanchez, el más fiel instructor de las persecuciones judiciales maquinadas por el gobierno contra el diablo coya y mujer encarnado en Milagro Sala, acumula sendas denuncias en su contra: por acoso y maltrato laboral y otro pedido de jury por designar funcionarios ñoquis en el Ministerio a su cargo, entregar autos secuestrados a otros miembros del ejecutivo y no presentar su Declaración Jurada de bienes ante la Oficina Anticorrupción.

Pero claro, Lello es varón, blanco y sobre todo tiene el respaldo de Gerardo Morales, pues es uno de sus brazos ejecutores, entonces los delitos que le imputan carecen de importancia.

Al fondo a la derecha

Aquí va otra flor para un jardín con fina fragancia autoritaria. Las finanzas de Jujuy en la gestión de Gerardo Morales hacen agua por todos lados. Es lógico, ya en 2018 fuentes gremiales indicaban que el gobierno radical había triplicado la planta de funcionarios de la administración pública.

Pero sobre todo, porque de la mano de una legislatura que le dice que sí a todo y no permite ningún control ni medida, Morales endeudó a la provincia en niveles nunca vistos cuyo verdadero monto es difícil de establecer y que el oficialismo se niega a informar. Sólo este año, señaló la Diputada Alejandra Cejas, el gobierno adeuda casi el mismo monto que su presupuesto anual. Tiene compromisos por unos 860 millones de dólares y el presupuesto ronda los 1000 millones considerados en esa moneda.

La inconmensurable deuda total  -lector, tome asiento por favor- se aproxima a 28 mil millones de pesos, 1958 millones de dólares y 56 millones de euros, sumados, si. Y la proporción de compromisos en moneda extranjera crecen en la misma medida que sube el dólar y se devalúa el peso. A esta altura nadie cree que la puesta en funcionamiento de Cauchari I, II, III o XXX pueda pagar esas deudas, lo haremos nosotros, nuestros hijos, nietos, y quien sabe cuanta descendencia más se necesitará para cancelar esos créditos.

Como es lógico luego de ese frenesí de deuda y de la masacre perpetrada contra las finanzas de Jujuy, el gobierno se encuentra en problemas para cumplir sus compromisos con otras personas que al parecer no tienen tanta prioridad como acreedores: los jujeños. Como ellos mismos lo reconocen, tienen problemas para pagar los sueldos de la administración pública. En tono de comedia Gerardo intentó naturalizarlo “Después de pagar el aguinaldo quedamos secos”, bromeó. Pero un gobernante no puede en tono jocoso reírse de su propia insolvencia, su obligación es garantizar el normal pago de los salarios estatales, no se trata de una eventualidad que se podrá afrontar o no.

Bien, cual es el paliativo que diseñaron los expertos del gobierno para esta emergencia financiera? Raspar la olla de las cuentas provinciales. El gobierno creó el Fondo Unificado de Cuentas de la Provincia, con el consabido trámite express: Decreto de Morales-Legislatura-Aprobación con mayoría automática (esta vez no fue sobre tablas, eso si).

Como viene marcando su historia más reciente, cuando está en problemas el radicalismo escora a la derecha, olvidando sus mejores tradiciones democráticas. El Fondo Unificado le da atribuciones ampliadas a Gerardo para administrar y disponer a través de una cuenta única fondos pertenecientes a las 294 cuentas que todas las reparticiones y los organismos públicos poseen.

Para Alberto Matuk  legislador del PJ se trata, al menos, de un exceso. "Se supone que los otros poderes del estado gozan de garantia financiera y la cosa cambia cuando se le mete la mano en el bolsillo a cada uno de ellos. Aquí hay una cuestión del orden institucional que preocupa porque no se realizaron consultas previas y porque no se respetan las autonomías".

La normativa “es una locura y una aberración”, protestó Javier Hinojo. Ya que en ese Fondo Unificado “entran los fondos de la Legislatura, de bloques opositores, fondos del Superior Tribunal, fondo de tabacaleros, del Instituto del Seguro de Jujuy, se les da facultades al gobernador para que se administre fondos que no les corresponden”. Que casualidad que el ISJ termino aprobando el forzoso y cuestionado Seguro de Sepelios no? Adivinen quien podrá disponer de ese dinero.

Una vez más, para Morales ante los problemas, la salida es, tozudamente concentrar poder y tener menos democracia. Pero si se piensa en el bienestar general, un contrapeso opositor es nó solo un principio republicano sino también un saludable aporte en la conducción de la provincia. Con esos aportes ,controles y límites, tal vez se podrían haber concebido los proyectos con los que el gobernador quiere cambiar “la matriz productiva de la provincia” con un financiamiento racional acorde a las capacidades de pago de Jujuy.

Lo cierto es que todas estas groseras maniobras a través de la legislatura sólo escenifican a un gobierno que detrás de sus ansias autoritarias y falta de respeto por la Constitución Provincial y Nacional, está intentando cubrir sus espaldas, zafar de una situación financiera de emergencia , protegerse y ocultar actos de gobierno sumamente irregulares porque el horizonte se le presenta muy oscuro  ante la pérdida de la hegemonía absoluta. Y aunque la primavera está por llegar, acaso para algunos patriarcas avanza un largo ocaso otoñal .

Y no, Gerardo no le tiene miedo al diablo, sino a algo más concreto que nos involucra a todos los ciudadanos: se llama democracia.