JUJUY

La medida se lleva a cabo hoy y el próximo lunes

El SEOM extiende el paro por otras 48 horas en Pampa Blanca

Con permanencia a la vera de la ruta 34, el sindicato mantiene el reclamo por los 13 trabajadores despedidos, que ayer recibieron un ultimátum desde la intendencia para que acepten los nuevos convenios o dejarán sin efecto la contratación

El SEOM extiende el paro por otras 48 horas en Pampa Blanca

 

Los reclamos laborales no se tomaron vacaciones y como lo viene haciendo desde el lunes, el SEOM volvió hoy a pedir la reincorporación de 13 trabajadores despedidos en Pampa Blanca, tras negarse a firmar un contrato que ponía fecha límite del convenio, además de congelar sus salarios.

Frente a esta situación, el sindicato junto a sus afiliados esta mañana se acercó a la ruta 34 en la localidad carmense para seguir exponiendo la crítica situación que atraviesan los trabajadores jornalizados cesanteados, además de extender por otras 48 horas más el paro que abarcará la jornada de este viernes y el próximo lunes.

Como si fuera poco, en el día de ayer, tras haber concluido la medida de protesta del SEOM, el municipio envió un ultimátum a los trabadores damnificados por la decisión del intendente oficialista Bruno Monzón, para que rubriquen el nuevo convenio, de caso contrario, quedarán sin efecto las contrataciones.

El documento, que lleva la firma de Marcelo Fernández, director de Recursos Humanos detalla “en el plazo perentorio e improrrogable de un día recibida esta comunicación, deberá hacerse presente en las oficinas de la Municipalidad de Pampa Blanca, a fin de suscribir contrato de trabajo año 2020 y la renovación del contrato 2021 que lo une laboralmente con este departamento ejecutivo. Bajo apercibimiento de considerar que no tiene intenciones de continuación laboral, por lo que se dejará sin efecto su contratación por su exclusiva responsabilidad y voluntad”.

Lo cierto es que la decisión de no firmar el contrato no responde a que no quieran seguir trabajando allí, sino que las condiciones de contratación conllevan a una mayor precarización, acortando la duración del convenio y congelando los haberes de todo el 2021, con sumas que van desde los 5 mil a los 9 mil pesos, muy lejos del salario mínimo vital y móvil, como así también de poder cubrir una canasta básica alimentaria.