JUJUY

Carta abierta a La Quiaca

Firme postura en defensa de la institucionalidad de la comuna

Quiaqueños manifestaron su apoyo ciudadano a quiénes han sido democráticamente elegidos para conducir los destinos de esa ciudad con el voto del 85% de la población.

Firme postura en defensa de la institucionalidad de la comuna

Ciudadanos de la Quiaca expresaron su postura ante los recurrentes ataques a las nuevas autoridades del municipio de la ciudad fronteriza, que a pesar de la crisis sanitaria, económica y política, hay sectores enquistados en alentar viejas prácticas de violencia. En ese marco, ciudadanos se expresaron y apoyan al intendente elegido por el voto popular Blas Gallardo.  

La carta expresa “el 9 de junio de 2019 comenzó otra etapa en La Quiaca. Con la decisión del 83% de la población, se cerró un oscuro capítulo de corrupción, desidia, abusos y degradación cultural en la región. No fue un acto eleccionario más y tampoco hubo un solo ganador”.

“La Quiaca mostró la intención de empezar otra historia, con otros actores sociales participando en política. La actitud democrática dejó de lado a la cultura inmoral de la ignominia y el atraso, conducida por un perverso personalismo dirigencial”.

“La Quiaca empezó en ese junio de 2019 el desafío histórico de construir una nueva ciudadanía, dejando atrás la arrogancia de los “tiempos dorados”, que no hicieron otra cosa que construir una ficticia realidad que se esfumó”.

“El tiempo más acorde con lo que somos y lo que podríamos discutir sobre qué queremos ser; está ante nosotros y nosotras como una nueva oportunidad que no depende de una sola persona, sino de todos y todas quiénes habitamos este suelo”.

“Ese proceso, es sabido, nos demandará tiempo, pero es necesario comenzarlo y, sobre todo, sostenerlo. Y para eso necesitamos el involucramiento activo, para no ceder ante las arteras maniobras desestabilizantes de parte de seudo medios de comunicación, anónimos portales digitales y de los oportunistas de siempre; en contra del gobierno elegido por una amplia mayoría en elecciones democráticas”.

“Alimentar el odio y la discriminación, falsear información, agredir y corroer el entramado social con mentiras y desinformar; de por sí es grave en un estado democrático y es más grave aún, cuando se da en una situación de emergencia sanitaria mundial, donde los estados del planeta se encuentran sobrepasados en sus acciones”.

“Al mismo tiempo, vemos con notable preocupación la parsimonia e inercia de otros estamentos institucionales ante la situación social y política que vivimos. Ante eso, nos preguntamos: ¿serán tan grandes los egos y ambiciones que no los dejarán dimensionar los acontecimientos; o estarán recostados en una nube gris de especulaciones?”

“Hacemos estas observaciones para que sean oídas también en los ámbitos de gobiernos provincial y nacional, desde donde creemos deberán provenir señales y decisiones firmes para que La Quiaca no sea víctima de un tironeo político partidario, que, lejos de enriquecer los debates democráticos; pretende reinstalar disputas xenófobas y envilecer a la opinión pública”.

“La presente, es una firme postura en defensa de la institucionalidad de la comuna; dista de ser una mera acción partidaria. Manifestamos nuestro apoyo ciudadano a quiénes han sido democráticamente elegidos para conducir los destinos de nuestra sociedad por cuatro años y bregaremos para que ese mandato se fortalezca con el impulso popular”.

“La Quiaca ya ha dicho ¡no!, a las maneras violentas de hacer política que tienen algunos sectores enviciados y corruptos. Sectores que ya no tienen cabida en nuestra comunidad”.

Vecinos de la ciudad fronteriza firmaron la misiva: Silvia Carretta, docente; Rómulo Herrera, comerciante; Silvia Martínez, periodista; Mercedes Peñaloza, docente; Noemí Calizaya, locutora y comunera La Quiaca Vieja; Iván Jurado, periodista; Héctor Lino Castro, docente; Comunidad Aborigen Cerrillos; Fernando Chiri, docente; Jorge Vargas, dirigente sindical; Miguel Ángel Mamaní, jubilado; Comunidad Aborigen Tafna; Evaristo Marca, comerciante; Miguel Issa, arquitecto; Abraham Sosa, comerciante; Comunidad Aborigen Ojo de Agua; Mariela Chiri, docente; Franco Herrera, estudiante; Jorge Chauque, ingeniero; Sergio Gorena, docente; Germán Herrera, comerciante; Rocío Marisel Rueda, estudiante; Adriana Severich, psicopedagoga; Romina Herrera, estudiante; Javier Martínez, diseñador; Juan Ignacio Alfaro, arquitecto; Horacio Rueda, docente