JUJUY

Al sexto día de su desaparición, iniciaron la búsqueda

La familia de Iara Rueda denunció al Estado provincial por abandono de persona, y encubrimiento

Son algunos de los delitos que señalaron en la presentación penal ante los reiterados de búsqueda exigidos por los padres de la menor, pero que nunca fueron escuchados

La familia de Iara Rueda denunció al Estado provincial por abandono de persona, y encubrimiento

Entre los cinco femicidios que han enlutado a Jujuy, el caso de lara Rueda fue la muestra de la inoperancia de organismos del estado que no han buscado a la joven desde que desapareció el 23 de septiembre y hallada asesinada el 28.

Los padres de lara, Mónica Cunchila y Juan Rueda han presentado una demanda penal al estado provincial por incumplimiento a los deberes de funcionario público, abandono de persona, encubrimiento y omisión. Así también al Municipio de la Ciudad de Palpalá y/o organismos, instituciones, ministerios, funcionarios que le quepan alguna responsabilidad en su actuar o en su omisión de acuerdo al Protocolo General para la búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas Resolución N˚ 000051-MS/2017, las Normativas del Código Penal de la Nación.

En la demanda, bajo el patrocinio del abogado Julián Martín Palmieri, los padres relatan todo el padecimiento en la búsqueda de su hija y exponen que no se activó el Protocolo General para la búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas Resolución N˚ 000051-MS/2017.

Iara, la joven de 16 años estuvo desaparecida cinco días y donde el estado cometió un sin número de omisiones, delitos, negligencias, incumplimientos por parte de los funcionarios actuantes, claro abandono de personas, no solo para con la menor asesinada, sino también para con la familia y a la sociedad en general que se involucró directamente en esta causa bisagra, tanto para la justicia provincial, como para la sociedad víctima de un estado abandónico, ausente, maltratador y sin repuesta alguna.

Aquel miércoles 23 de septiembre la joven salió aproximadamente a las 18.30, ese mismo día, a las 21 los padres se dirigieron a la Brigada de Palpalá para realizar la denuncia de desaparición. La demanda detalla la respuesta que recibieron allí “seguramente mi hija se había ido con el noviecito, que espere a ver si aparece” denotando la falta de capacitación con perspectiva de género que tiene el personal de la policía de la provincia, a cargo del comisario Cruz.

En la madrugada del 24, los padres recibieron una captura de pantalla donde alguien vio una chica con las características de Iara. Así también, un chico dijo que un familiar había visto a la jovencita, esos datos fueron entregados al comisario Cruz de la Brigada de Investigaciones quien no hizo nada al respecto.

Además, los padres recibían llamados a sus celulares desde números privados o desconocidos y nadie hablaba, por varios días, esto fue informado al comisario Cruz, quien les informó que la investigación estaba a cargo de Leyes Especiales y Trata de Personas que se pasó el expediente a esa dependencia.

Un oficial de Leyes Especiales avisa a la familia que el 25 a las 6 de la mañana iban a realizar un rastrillaje con canes a disposición, pero llegan a las 11 realizando una búsqueda superficial y visiblemente deficiente en donde un oficial le dice a Juan Rueda que “Iara debe estar jugueteando” a lo que Juan le responde que “ojalá que así sea pero que aparezca bien”.

Ese día se realiza la marcha pidiendo la aparición con vida de Iara Rueda, consecuencia de la misma se presentan el Intendente de Palpalá, la Comisaria regional 8 de Seguridad Urbana y la Secretaría de Seguridad del municipio de Palpalá comprometiéndose a colaborar con el rastrillaje y búsqueda. Ese compromiso no se hizo efectivo en ningún momento.

Ese mismo día, los Rueda fueron citados a Leyes Especiales, donde presentaron celulares, una computadora portátil de Iara y un pen drive de sus 15 años.

“La oficial Tapia toma datos personales y datos sobre los celulares. Me muestra un video sobre el cual me pregunta si reconozco a mi hija en el mismo a lo que yo le respondo que no, que no era mi hija, me mostró los vídeo reiteradas veces preguntándome si estaba segura que esa no era mi hija, que mire bien. Todas las veces le respondí que no era ella que estaba segura, sentí que querían escuchar algo distinto como respuesta” señaló Mónica, mamá de Iara.

La oficial le dio la orden a los subalternos que recorran los diferentes hoteles alojamientos, residenciales de paso cerca de la terminal para ver si por las dudas estaba lara.  Después de una 1 hora y media o 2 horas aproximadamente, la oficial Tapia llama a los subalternos preguntándoles si ya habían ido a realizar dicho operativo, le contestaron que todavía no habían ido, motivo por el cual ella en un tono molesto, enojada, les responde que eran para ¡YA!.

Ante esa situación, Tapia avisa que el expediente de búsqueda se va a delitos complejos. Todo lo realizado en cuanto a la investigación volvió a fojas cero. En la misma jornada el secretario de Ekel Meyer, presentándose como Guillermo Tejerina, se comunica con la familia y pone a disposición a Julieta Mogro para que informe de novedades. “Eso fue falaz, mentiroso, engañoso y sin escrúpulo alguno ya que desde ese día jamás se presentaron, nunca mandaron ayuda o colaboración alguna, y las únicas personas que realizaron un rastrillaje y nos ayudaron efectivamente fueron nuestros queridos vecinos y amigos de la ciudad de Palpalá”.

Mogro informó que el expediente de Búsqueda estaría a cargo del Jefe de Delitos Complejos el Jefe Rodríguez, quien se comunicaría con la familia y nunca sucedió.

“Después de volver del rastrillaje el día 25 a la tarde/noche, vino mi hermana y me manifestó que el sereno de las viviendas del fondo, observó y vio una chica correr y un auto blanco que la perseguía, el sereno expresó que dio aviso a la policía informando de la gravedad de lo que había sucedido y visto y la policía con una negligencia e inoperancia absoluta no asistió al lugar “, la madre relata en la denuncia que “ habría sido de gran relevancia para la ubicación de Iara”.

Llamaron a Rodríguez por los datos y recibieron la respuesta despectiva “oportunamente vería que haría”.

“¿Qué hubiera sucedido si las cosas se hubiesen hecho como correspondía? ¿Qué hubiese pasado si el Sr. Rodríguez y la Brigada de Palpalá no hubieran hecho oídos sordos al reclamo de la familia y a lo vertido por el sereno? Son preguntas que jamás nos podremos responder, ya que claramente se actuó de una forma totalmente inoperante, egoísta y sin sentido humanitario” interrogante de los padres en la denuncia.

El día 26 el Jefe Rodríguez se presentó en el domicilio de la familia junto a un psicólogo insistiendo que “toda esta situación era de una chiquilinada, una aventura de noviecitos”, Juan Rueda le respondió “ojalá fuera cuestiones de chiquilinadas, pero le suplico e insisto que sigan la búsqueda”. Se llevaron los celulares de sus hijas otra vez y pidieron datos del Facebook de lara.

 El jefe Rodríguez le dice a la mamá de lara:” señora es fin de semana y no se trabaja como se debería, en Buenos Aires las empresas son privadas y no tendremos novedades, por lo tanto hay que esperar” a lo que yo le contesté “la denuncia la radique el día miércoles, ya habían pasado demasiadas horas sin novedades para estar tranquilos y seguir esperando y por la gravedad de la situación considerábamos que más allá que sea fin de semana se deberían realizar las diligencias oportunas” a lo que él funcionario policial  le contestó que “no se podía hacer nada”.

El relato de los padres señala en la denuncia cinco días de búsqueda solos.

Además recalcan que la justicia a través de sus organismos jamás estuvieron en concordancia con la familia, “nos apersonamos en la fiscalía de Alto Comedero y nos entrevistamos con el Dr. Darío Osinaga, a pedido de nosotros, ya que él era el fiscal actuante por jurisdicción, suplicándole que nos ayude a encontrar a nuestra hija, viendo él mismo la desesperación que reinaba en nuestra familia, obtuvimos como única respuesta “Estamos a su disposición” pero hasta el día de la fecha seguimos esperando la presencia del mismo y de su equipo legal, considerando que esto también fue un claro abandono de persona.

¿Por qué no se implementa el protocolo de búsqueda?

La resolución N˚ 000051-MS/17 sobre la creación del protocolo general para la búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas, un claro ejemplo de la ineptitud, de la arrogancia y la falta de aplicación de dicho protocolo, el cual en su punto 4.1. de la creación del comité de búsqueda de personas desaparecidas o extraviadas, nunca estuvo presente ni a la altura de las circunstancias. Los miembros permanentes el Ministro de Seguridad, Secretario de Seguridad Publica, Secretario de Seguridad Vial, Director Provincial de Emergencia, Director Provincial de Seguridad, Coordinador General de Seguridad y Jefe de la Policía de la Provincia, sin importar nombres personales, deberán dar las explicaciones correspondientes a la justicia por el accionar de los mismos como miembros permanentes de dicho comité y como máximas autoridades.

Por ello, la familia de Iara Rueda solicitó que sean investigados y den las explicaciones pertinentes o correspondientes miembros de la fuerza pública (policías), brigada de investigación, Delitos Complejos, Leyes Especiales, el fiscal actuante y justicia en general, como así también si existiese alguna responsabilidad penal o de otra índole a algún miembro del ejecutivo, de los organismos de justicia, o de la fuerza pública de la ciudad de Palpala, para determinar si los mismos juntos con el comité realizaron las funciones pertinentes, la búsqueda y rastrillajes adecuados, si la justicia en su instructor interviniente dieron la información correspondiente al comité de búsqueda sobre el avance de la investigación y disposición de la misma, como así también todas las resoluciones y actividades establecidas en dicho protocolo.