JUJUY

Movilización del SEOM y organizaciones

La visita de Mauricio Macri fue repudiada en las calles de Jujuy

Trabajadores municipales del SEOM e integrantes de organizaciones sociales reclamaron apertura de paritarias y pase a planta permanente a la vez que repudiaron la visita del Presidente a Jujuy.

La visita de Mauricio Macri fue repudiada en las calles de Jujuy

Trabajadores municipales afiliados al SEOM Jujuy realizaron un paro en demanda de la reanudación de las paritarias, el pedido de pase a planta permanente, y en repudio a la vista de Macri a Jujuy.  A media mañana, junto a diversas organizaciones sociales movilizaron por el centro de la ciudad repudiando las políticas de hambre y miseria que lleva adelante el gobierno nacional.

Finalizaron con un acto en Casa de Gobierno donde distintos oradores tomaron la palabra e hicieron hincapie en la situación que vive cada trabajador, desocupado por la precarización, con la imposibilidad de llevar sustento a su familia y sin la ayuda de políticas sociales ante una crisis que devora el poco dinero que llevan a sus casas.

Los dirigentes resaltaron la falta de diálogo con los funcionarios y la precariedad laboral que se incrementa paulatinamente hasta llegar a los despidos. Son varios municipios y comisiones municipales donde los empleados no están percibiendo sus haberes, y los problemas internos partidarios recaen en los trabajadores jornalizados. Varias localidades donde la persecución política a los que no acuerdan con el gobierno de turno se cobra sus fuentes de trabajo.

También a la movilización, se sumaron vecinos auto convocados que protestan por los salarios que no alcanzan, por los tarifazos, por la inflación, por la comida que le falta a mucha gente. “Macri no es bienvenido, está destruyendo el futuro de nuestros hijos y nietos. Morales y Macri son iguales, son insensibles y no son capaces de ver la realidad. Salimos a la calle porque el sueldo no alcanza, no tenemos aumento, solo aumentan las cosas principalmente los alimentos”, relataba Renato Díaz uno de los manifestantes.