JUJUY

La doble vara del mandatario provincial

Luego de adelantar elecciones Morales dice estar “en contra del cambio de las reglas de juego”

El gobernador participó ayer de la Mesa Nacional de JxC, donde se redactó un documento señalando críticas al gobierno nacional respecto a las dudas que hay sobre las PASO y subrayando que las leyes electorales son “sagradas”

Luego de adelantar elecciones Morales dice estar “en contra del cambio de las reglas de juego”

 

Días atrás, el ministro Agustín Perassi daba la noticia que en Jujuy las elecciones legislativas se desdoblaban de las nacionales, estrategia que ya utilizó Gerardo Morales para hacerse de su segundo mandato como gobernador, sin embargo, como integrante de Juntos por el Cambio crítica la posición del gobierno nacional que todavía analiza posponer las PASO ya que desde ese sector señalaron estar “en contra del cambio de las reglas del juego”.

En un claro oportunismo de mantenerse como el principal bloque opositor, la Mesa Nacional de JxC lanzó ayer un comunicado donde expresa algunas “preocupaciones” respeto la política implementada por el Ejecutivo nacional respecto a la pandemia, entre las que incluye el tema de las elecciones legislativas de este año y que el gobierno plantea una suspensión en razón de la situación sanitaria por el covid 19.

Gerardo Morales fue uno de los que participaron del encuentro y volvió a marcar la doble vara que tiene respecto a ciertos temas, tal como es el caso de los cambios electorales.

Si bien fueron varios los puntos planteados, todos giraron en torno a las medidas tomadas en el marco de la pandemia.

Tal es así, que el comunicado comienza “nos parece particularmente preocupante que frente al fracaso de la estrategia sanitaria del gobierno nacional la respuesta repetida sea insistir con restricciones excesivas y mal calibradas”.

Asimismo, señala que debido a la experiencia de la cuarentena “estamos convencidos de que debemos defender la mayor normalidad posible, que implica garantizar el derecho a la educación, el trabajo y el ejercicio de las libertades fundamentales”.

Seguido, el documento expresa “frente a la situación que estamos atravesando nos parece inoportuno estar discutiendo sobre cuestiones electorales, en lugar de enfocarnos en la evolución de la situación sanitaria, la falta de vacunas en la escala necesaria, la inflación, el aumento de la pobreza, la inseguridad y los problemas cotidianos que sufrimos los argentinos por la falta de empleo, el cierre de negocios y la caída de la actividad económica”.

Y subraya “estamos en contra del cambio de las reglas del juego. Las reglas electorales son sagradas en una democracia. Hasta hoy no hemos recibido ninguna propuesta concreta por parte del poder ejecutivo nacional, y de haberla, tiene que significar una mejora estructural y no solo para esta elección”.

Lo cierto, es que dicha postura se contradice con las acciones que lleva a cabo el gobernador jujeño, que decidió adelantar las elecciones en el territorio provincial para el 27 de junio, es decir, casi 2 meses antes que las PASO nacionales -de concretarse en esa fecha-, mientras que las generales están previstas para el 24 de octubre, ya en tiempos primaverales.

Sin considerar las bajas temperaturas y el alto costo que tendrá para las arcas del Estado, Morales aprovecha su rol de mandatario para cronometrar las elecciones con sus intereses políticos, más aún cuando se renueva el 50% de la Legislatura y donde se juega el mantenimiento de la mayoría oficialista, que junto con una parte del PJ, le han dado los votos necesarios para todos los proyectos que presentó el Ejecutivo.