JUJUY

Se suma al caso de Cabana Fusz

Morales benefició a un primo acusado de abuso sexual con un cargo en el Congreso

Se trata de Néstor Navarro, quien fue imputado en la justicia por un caso de abuso sexual, cometido durante su gestión dentro del Ministerio de Seguridad

Foto: Néstor Navarro al lado del Ekel Meyer
Foto: Néstor Navarro al lado del Ekel Meyer

Los casos de violencia de género, abuso que tiene a protagonista a funcionarios provinciales se vuelven impunes. Lástima. Por estas horas se conoció que el violento Néstor Navarro primo de Gerardo Morales pasa a cubrir un cargo en el Congreso de la Nación.

El gobernador de esta provincia sostiene a funcionarios violentos, allanándoles el camino a la impunidad. La conciencia es la brújula del hombre (Vincent Van Gogh). Es la doble moral que gobierna la provincia, graves daños a una sociedad que avanza reconociendo flagelos que hoy son política de Estado. Eje del gobierno nacional al que adhirió Morales. Pero no hay conciencia real y manipula la opinión pública y pretende subestimar a las víctimas de estos casos.

Navarro fue imputado en una causa de abuso sexual contra una menor, es nada menos que una denuncia penal que cayó sobre el hombre. Radical rabioso pasó por varios cargos públicos y en cada uno de ellos no se recogen los mejores comentarios. Hasta el 22 de agosto de 2019, Navarro se desempeñaba en el Ministerio de Seguridad, presentó su renuncia; pero en su haber lleva una denuncia por "abuso sexual", y por ello fue imputado por el fiscal Alejandro Bosatti.

A pesar de haberse visibilizado un hecho aberrante de una joven víctima de la violencia intrafamiliar. La violencia que se transmite en esa familia y el poder político es patológico.

Este caso escandaloso como tantos otros, el denunciado es premiado una vez más. Se conoció la resolución 585 de la Legislatura provincial que concede una licencia sin goce de haberes a Navarro para que ocupe un cargo de mayor jerarquía en el Congreso de la Nación.

Es decir, Navarro renuncio a un cargo ejecutivo y volvió a la planta del personal de la Legislatura durante todos esos meses estuvo amparado por el estado. Tiene derecho, se suponía que su imputación debía ser investigada. Un problema quizás de carácter jurídico y es que la caratula de la causa es abuso sexual simple. Mientras que debería ser “abuso sexual agravado por el vínculo”.

Navarro primo de Morales, no es más que un personaje de la estructura política de Cambiemos que está siendo amparado por el ejecutivo que es evidente que tiene una gran influencia en el poder judicial.

Y donde queda justicia que requiere la víctima, como se repara esa deuda de la justicia ante un hecho tan aberrante para una niña.

Las cicatrices para las mujeres no se curan sino que se pudren….y volvemos a decir la doble moral del gobernador que ampara, autoriza y cuida a sus violentos alfiles.