JUJUY

Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc

Movilización y alerta de las comunidades indígenas por la presencia del Ejército

Denuncian que el gobierno de Morales quiere explotar la minería a pesar de la negativa del pueblo

Movilización y alerta de las comunidades indígenas por la presencia del Ejército

Las comunidades de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc movilizarán mañana hacia plaza Belgrano en San Salvador de Jujuy para manifestar su reclamo en contra de la explotación minera y en defensa, protección y conservación de los recursos naturales.

La movilización partirá a las de 10 desde la rotonda de Ciudad Nieva y desde allí se dirigirá hasta el centro de la ciudad. Se espera que la columna arribe a la plaza Belgrano alrededor de las 12 del mediodía donde también realizarán una feria y una conferencia de prensa.

El reclamo sigue siendo que se declare la zona del Salar y la Laguna libre de minería a cielo abierto y de explotación de litio. La población considera que solamente con la exploración de la zona, ya se pueden registrar consecuencias ambientales.

Fuentes de algunas comunidades sostienen que no se oponen al desarrollo de la extracción, pero exigen que se respete el método tradicional que no implica la destrucción de los recursos naturales, y que afectaría a su actividad económica, que son la ganadería, la agricultura y las artesanías, que son parte de su tradición y cultura.

Consideran que la extracción minera destruye el medio ambiente, sin generar riqueza para la población, ya que ocupa poca mano de obra.

Presencia del Ejército

La tensión con los originarios se elevó cuando días atrás, el gobernador Gerardo Morales, junto al jefe del Ejército, General Claudio Pasqualini, recorrió la Puna en avión para realizar tareas de mensuras de tierras comunitarias. Esta señalización, según publicó el gobernador en sus redes sociales, estaría destinada a las comunidades indígenas, sin embargo, los miembros de ese lugar no fueron informados de esa actividad.

En diálogo con este medio, Carla Ruíz, miembro de la asamblea, detalló que temen por la presencia del Ejército en la zona, pues nunca se solucionó la entrega de los títulos de las tierras.

De esta manera, desde el gobierno podría entregar territorios a empresas mineras que deseen explotar la minería, sin realizar la consulta previa que establece la ley.

Además, informó Ruiz, que fue la misma comunidad, observando como se fue desarrollando los emprendimientos mineros, que decidieron realizar un protocolo de consulta en 2010, denominado “Kachi Yupi”, que es un documento que establece que la consulta debe ser colectiva y que ninguna comunidad por sí sola, puede aprobar un proyecto de explotación minera.

La creación de este protocolo se originó en los custionamientos que suscita entre los originarios los métodos de consulta del gobierno,  que señalan como manipulables. El Kachi Yupi fue recibido por Gerardo Morales, apenas asumió como gobernador, quien en ese entonces prometió implementarlo legalmente.

Hasta el día de hoy, el gobierno de Morales sigue sin implementar el Kachi Yupi y la consulta establecida por el convenio 169 de la OIT. Además continúa fomentando los acuerdos con aquellas empresas que quieren explotar el lugar.

Será la próxima asamblea que realicen las comunidades donde decidirán que acciones tomarán sobre la presencia de las fuerzas seguridad. Mientras tanto, en conjunto con Amnistía Internacional, quien los asesora en lo jurídico, están preparando una demanda internacional.

El principal reclamo de las comunidades de la Cuenca de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc es que no se realicen ninguna actividad extractiva de recursos naturales que afecten a la preservación del medio ambiente pero que también afectaría a su economía y sus formas tradicionales de vida.

Desde la asamblea reafirmaron su compromiso de “no a la megaminería, sí al agua y a la vida”, por lo cual se mantienen en estado de alerta y movilización.