JUJUY

Acoso contra la denunciante

Mujer soldado víctima de violación: su madre y abogado desmienten al ejército

Luego de conocerse hoy un comunicado del Ejército Argentino en el que se recalcaba la actuación de ese cuerpo de acuerdo a "protocolos" establecidos, el abogado y familiares de la víctima desmintieron la versión.

Militar imputado por violación
Militar imputado por violación

En el día de hoy se conoció un comunicado del Ejército Argentino en relación al caso de violación denunciado por una mujer soldado que integraba el Grupo de Artillería de Montaña Nº 5 (GA5) donde está imputado el sargento ayudante Jesús Ayarde. Se informa allí de la actuación de esa fuerza armada y su personal con el “acabado cumplimiento de protocolos, normas y leyes que regulan los procedimientos a seguir en situaciones de este tipo”.

Este descargo se conoció luego de que la víctima una vez iniciado el proceso judicial y con licencia del servicio, denunciara situaciones de acoso y hostigamiento en su domicilio por parte de personal del ejército argentino.

El pasado 6 de Febrero, el abogado de la joven soldado, Raúl Domínguez, manifestó que militares del GA5 “se hicieron presentes en el domicilio de mi asistida. Se trataba de una comisión integrada por una Teniente Médica generalista y una Capitana odontóloga, ambas acompañadas por personal uniformado y portando armas”.

En esa ocasión las militares habían explicado que “su presencia se debía a que cumplían órdenes impartidas por el jefe de la unidad militar, el Teniente Coronel Gerardo Benegas, y que el propósito consistía en realizar una revisación y verificación sobre el estado de salud de la soldada”. El teniente Benegas ya había sido señalado con anterioridad por la víctima como integrante del círculo de personas que dentro de la fuerza la hostigaron y presionaron. Según declaró fue él mismo quien en varias oportunidades, la citó en su oficina y la instó a no presentar la denuncia contra Ayarde.

En relación a esa comitiva que se apersonó en el domicilio de la denunciante el Ejército explicó hoy que se produjo una “Visita programada al domicilio de la presunta víctima por parte de personal médico femenino del Ejército, a fin de constatar situación y necesidades, apoyo que fue frustrado por razones ajenas al correcto proceder del personal. Dicha visita se realiza en cumplimiento de específicas normativas institucionales y con acuerdo de la madre de la presunta víctima.”

 

“(…) la institución desmiente enfáticamente versiones difundidas en las que se indica la presencia de personal armado en el domicilio de la presunta víctima o el intento de presiones hacia la misma”, agrega el comunicado.

 

Sin embargo ese descargo fue hoy desmentido por familiares de la víctima de violación y por su abogado.

 

La familia de la denunciante se manifestó indignada por la desmentida de la situación que presentó el Ejército y las declaraciones del Teniente Banegas en la televisión jujeña. Es necesario aclarar que luego de presentada la denuncia y una vez separada del servicio, la víctima tuvo un intento de suicidio como producto de la grave situación de acoso físico y mental que atravesó.

 

“Mi hija lo escucho y volvió para atrás. Estábamos saliendo de esta situación lentamente y ahora volvemos de cero. A ellos – el Ejército- solo les preocupa  cuidar la imagen del GA5 parece que es lo único que les interesa. No fueron capaces de enviar un psicólogo, un especialista para acompañar a mi hija, pero si le pusieron abogado y asistencia psicológica,  todo, al sargento ayudante” expreso la indignada madre.

 

A su vez, el abogado Dominguez, también desmintió lo expresado por el GA5 y señaló que la víctima “sigue sin asistencia . No es verdad lo que expresan. Los padres podrían decirlo. La última presentación en fiscalía fue la intimación a la soldada con el envío de personal militar uniformado y armado. Con la concurrencia de una médica generalista y una odontóloga. Ellas reconocieron y manifestaron la necesidad de una asistencia de salud mental”

 

“Ese mensaje no se ajusta a la verdad.”, agregó el letrado, a la víctima la atiende “una profesional psicóloga por intermedio de una colega la atiende sin cobrar sus honorarios. Esto lo puedo probar”

 

Además denunció la intromisión de personal del ejército en el proceso. “La semana pasada presenté prueba documental y pedido de protección para la víctima. Señaló que los militares “No son parte del proceso. Ellos continuamente ejercen acciones que dificultan mi labor técnica”. Y recalcó: “no es parte en el proceso el Ejército ni Banega.”

En esa causa judicial toman parte “la soldada y el acusado sargento. Pero ellos realizan acciones que entorpecen la tramitación del proceso.”