JUJUY

Se tercerizará la entrega

Para acceder a las hojas de coca que repartirá el gobierno, habrá que anotarse en una página web

La Ministra de Desarrollo Humano Natalia Sarapura anunció que a través de una página web los ciudadanos deberán registrarse para recibir las hojas de coca que serán entregadas al gobierno por la justicia federal,

Para acceder a las hojas de coca que repartirá el gobierno, habrá que anotarse en una página web

 

Para acceder a las hojas de coca que entregará el gobierno, los jujeños deberán anotarse en una página web que se habilitará desde la semana próxima, según informó la Ministra de Desarrollo Humano Natalia Sarapura.

La entrega de hojas de coca decomisadas en procedimientos fronterizos a la población de Jujuy y Salta, fue autorizada ayer por un dictamen de la justicia federal, ante el pedido que había formulado el gobernador Gerardo Morales para disponer del vegetal para el consumo de los ciudadanos ante la posibilidad de desabastecimiento originada por el cierre de fronteras.

Según informó Sarapura, cada jujeño podrá acceder a 50 gramos de esas hojas de manera gratuita, luego de registrarse en el medio digital que dispondrá el gobierno jujeño.

“Es un hecho trascendental. En Jujuy la coca cumple un rol que no sólo es cultural sino que acompaña la actividad cotidiana de muchos jujeños”, declaró  Sarapura en Canal 7 de Jujuy. La funcionaria expresó que los destinatarios de esas hojas son los integrantes de comunidades indígenas y trabajadores rurales y de la construcción. No queda claro si esas comunidades y trabajadores serán los destinatarios exclusivos de los cargamentos incautados o también podrá acceder la población en general que practica el coqueo.

“Lo más importante es la transparencia de este proceso, se va a hacer una distribución controlada”, señaló la Ministra y aclaró que la entrega de esas hojas “se va a tercerizar, con empresas que hacen distribución para que quede registrada la entrega”.

En el dictamen emitido ayer por los fiscales federales de Salta y Jujuy, Eduardo Villalba y Federico Zurueta, respectivamente, y Diego Iglesias, a cargo de la Procuraduría de Narcocriminalidad, ordenaron a que los cargamentos incautados en procedimientos por la Policía y Gendarmería, se entreguen al gobierno para su entrega a la ciudadanía.

"Se dispone la entrega gratuita de hojas de coca cuya incautación tuvo por objeto, en cumplimiento de la legislación vigente, evitar que en gran cantidad constituyan materia prima para la elaboración de estupefacientes. Esta decisión implica, habiendo evitado aquella posibilidad, destinarla para los fines lícitos que se vienen señalando, como el coqueo en estado natural".

En su decisión, los fiscales federales aludieron a un vacío legal existente sobre el coqueo en el norte argentino, según ellos hay "situación esquizofrénica", ya que mientras el consumo de hojas de coca está legalizado, su importación y comercio no lo está.

De hecho esta es la causa por la cual el precio de la coca se fue a las nubes durante la pandemia y su consecuente cierre de fronteras, situación que alentó el aumento del contrabando y comercio "ilegal" de la sustancia. Comercio en negro que es un hecho constante en nuestras fronteras. Y esa suba de precios y falta del producto es lo que motivó el pedido de Gerardo Morales a la justicia federal, además de su intención de congraciarse con la gente, claro está.

Según explicaron los fiscales en su dictamen: "No escapa a este Ministerio Público en el presente análisis, el hecho que genera la cada vez más arraigada costumbre en las sociedades jujeña y salteña del coqueo, pues por un lado los legisladores norteños lograron con fundamento en las consideraciones precedentes reconocer como lícito el coqueo en el art. 15 de la ley 23.737, pero por otro, no lo es la importación de hojas de coca. Entonces, al no cultivarse éstas en nuestro país, se ha generado un mercado clandestino de importación (contrabando) que induce a otras formas de criminalidad, por lo que las fuerzas de seguridad y demás agencias estales llevan adelante la incautación de las hojas que ingresan ilegalmente".