JUJUY

Por la alteración del orden y obstaculización de la libre circulación

Persecución y disciplinamiento de las organizaciones sociales en Jujuy

Tras haber participado de la movilización “por una Navidad sin hambre”, distintas organizaciones que manejan comedores y merenderos fueron notificadas por incumplir las medidas sanitarias. Denuncian criminalización de la protesta

Foto: movilización "por una Navidad sin hambre"
Foto: movilización "por una Navidad sin hambre"

 

En el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia, grandes sectores de la población dedicada a las actividades informales se ha visto en la necesidad de recurrir a los comedores y merenderos para recibir ayuda alimentaria, una cruda realidad que también ha afectado a Jujuy y que por ello, organizaciones sociales hicieron sentir su reclamo en las calles el pasado 15 de diciembre, cuando se convocaron en la capital jujeña exigiendo “una Navidad sin hambre”, hecho que determinó en la notificación de quienes participaron de la movilización.

Lejos de responder a las necesidades que plantearon las distintas agrupaciones, el gobierno provincial decidió iniciar acciones legales contra las mismas por haber incumplido las medidas sanitarias dispuestas en el marco de la pandemia.

En las contravenciones recibidas entre el jueves y el viernes de la semana pasada, se señala el corte de los puentes sobre el Río Xibi Xibi que conectan el casco céntrico, como así también la “alteración del orden” y la “obstaculización de la libre circulación” como consecuencia de dichos cortes y la movilización iniciada hacia Casa de Gobierno.

En lo que respecta a las medidas sanitarias infringidas, la notificación detalla que se encontraban más de 20 personas sin contar con autorización, además de no cumplir con el distanciamiento social.

Sobre este último punto, además sostiene que ello implicó un “entorpecimiento al normal funcionamiento de los servicios públicos de salud y seguridad” dispuestos para evitar la propagación del virus sars-cov 2.

Frente a ello, Juan Grabois, referente nacional del movimiento UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular- una de las organizaciones notificadas) expresó su repudio a la decisión tomada por el gobierno de Jujuy.

Es indignante la doble vara del microtirano Gerardo Morales que promueve movilizaciones de estancieros pero persigue la de los humildes, festeja las rabietas 4x4 contra la infectadura pero multa a los que luchan por lo básico, niega tierra a los campesinos para producir alimentos pero se la entrega a las multinacionales para plantar marihuana. Esa misma doble vara es la que aplica para mantener presa a Milagro Sala mientras el intendente radical que firmó todos los certificados de aprobación de obras no pagó ni una multa”, afirmó Grabois.

Y arremetió “Morales reproduce el estilo de su admirado Donald Trump, a cuya hija y representantes recibió sospechosamente antes del golpe en Bolivia para ver cómo rifaba el litio de nuestra patria y ponía nuestra tierra a disposición de plantaciones de supuesto cannabis medicinal sin fiscalización del Estado Argentino, plantaciones que fácilmente pueden ser utilizadas por la narcopolítica. Odia a los movimientos sociales porque son la barrera que frena la política de saqueo y exterminio que el poder económico, los narcos y las multinacionales extractivas practican”.

Asimismo, las organizaciones convocaron para esta mañana una conferencia de prensa en Plaza Belgrano para dar a conocer la situación que atraviesan, además de denunciar la criminalización de la protesta social.

Recordemos, que la jornada “por una Navidad sin hambre” las organizaciones sociales -entre ellas CCC (Corriente Clasista y Combativa), Movimiento Evita, Consejo De Pueblos Originarios Llankaj Maki, Somos Barrios De Pie, Movimiento Popular La Dignidad, MTE (Movimiento De Trabajadores Excluidos), Mnci (Movimiento Nacional Campesino indígena), Frente Popular Darío Santillán, FNC (Federación Nacional Campesina), MAP (Movimiento De Acción Popular)- los principales puntos exigidos fueron:

  • Tierras para producir y vivir
  • 10 mil puestos de trabajo
  • Presupuesto para alimentos