JUJUY

Hay un subregistro de casos

Señalan que los datos del covid en Jujuy responden a la estrategia de Morales de adelantar las elecciones

Referenciando que el 5% de la población que contrae la enfermedad requiere de internación, Nicolás Fernández de APUAP apuntó a que la realidad epidemiológica se traduce en el 70% de la ocupación de camas. Temor a nuevo colapso

Señalan que los datos del covid en Jujuy responden a la estrategia de Morales de adelantar las elecciones

 

En el marco del día mundial de la salud, la cartera sanitaria lanzó el “Jerusalema Challenge”, presentación que se vio opacada por la gran columna de trabajadores del área que hoy iniciaron un paro de 48 horas para exigir mejoras salariales, pero principalmente laborales en el marco de la pandemia, oportunidad en que el dirigente gremial Nicolás Fernández salió a cuestionar el número de casos que brinda el COE jornada a jornada.

El secretario gremial de APUAP, comenzó señalando cómo la cartera sanitaria viene posponiendo el pedido de audiencia que solicitaron desde 2 semanas para discutir las condiciones en las cuales deben trabajar, respuesta recién obtuvieron ayer. “Nosotros hemos hecho un pedido de audiencia y nos respondieron después de 14 días para citarnos hoy a las 9:00 de la mañana, por supuesto que le dijimos que no porque hoy estábamos en plena movilización” expuso el sindicalista y dijo de manera irónica sobre el llamado de Gustavo Bouhid “se ve que no estaba al tanto de la medida de fuerza de los trabajadores, bueno, debería estarlo porque son trabajadores de su ministerio los que están acá y de muchos ministerios más”.

Además, adelantó que dicha convocatoria quedó fijada para este viernes, donde “iremos a plantear la problemática de los trabajadores profesionales, particularmente de la salud y después iremos el día martes a la audiencia que nos han pactado con el Ministro de Hacienda iremos con nuestro pliego reivindicativo”.

En cuanto a la movilización de hoy, que confluyó con el baile organizado por el ministerio, Fernández manifestó “hemos venido acá para que se sienta también la campana de los trabajadores, vivimos en democracia, toda manifestación es validera, por lo tanto, vimos que estaba la voz del ministerio y vimos que faltaba la de sus trabajadores y a eso fue a lo que vinimos” subrayando la actitud pacífica de la columna que fue a “expresar nuestro malestar y nuestro disgusto en relación a políticas sanitarias y a la política salarial”.

En la misma dirección, agregó “para nosotros hoy ha sido nuevamente un paro contundente en todo el territorio provincial, con una movilización muy importante de los trabajadores profesionales. Ojalá el Ejecutivo provincial haga una correcta lectura, nos convoque y comience a tratar de forma seria nuestro pliego reivindicativo, que lo único que pretende es que se respeten nuestros derechos como trabajadores, como profesionales y que desde la provincia se toman medidas para revertir el atraso salarial, que es la principal causa de la profunda crisis de recursos humanos profesional que existe en toda la administración pública, que se presenta con particular agudeza en el área de salud y que sin lugar a dudas el plan estratégico de salud la ha profundizado”.

 

Con bajos testeos no se puede observar el cuadro epidemiológico

 

Por otra parte, Nicolás Fernández también realizó algunas consideraciones sobre el avance de la pandemia en este 2021, en cual manifestó que presenta algunas ventajas, pero también desventajas en comparación con el año pasado.

“La principal ventaja con que corremos es el proceso de vacunación en todo el país, en la provincia se ha dado de manera muy anárquica, pero aún así, se ha vacunado a una parte importante, casi la gran mayoría del equipo de salud y falta resolver lo que es la comunidad en general”, como así también consideró que es positivo los avances del conocimiento científico que hubo respecto al comportamiento en las personas y en la sociedad.

Muy por el contrario, destacó que en otros aspectos, la situación es mucho peor, en la cual enumeró la cuestión salarial y las condiciones de trabajo.

Estamos muchísimo peor que el año pasado, los salarios son peores que el año pasado y las condiciones laborales muy, muy graves, en ese sentido estamos peor y lo que vemos con preocupación es que del Ejecutivo provincial y de la cartera sanitaria no se está informando correctamente y no se están tomando medidas que sean acordes al momento epidemiológico que estamos viviendo, que se está viviendo en todo el país y que Jujuy no es la excepción”.

Sobre este punto, el dirigente gremial reflexionó “tenemos un informe del COE que todos los días informa 140, 130, 150 testeos, cuando en la provincia de San Luis se realizan 2000 testeos diarios, hacer tanto poco testeo no te permite tener un diagnóstico preciso de cuál es el momento epidemiológico que está, porque hay muchos grados de subregistros: hay personas que en el informe del COE no se cuentan como positivas y son positivas”.

Y profundizó “no es real el informe del COE y lo que nosotros advertimos es que esa irrealidad que informa está vinculada a tratar de generar un escenario y una realidad que no se condice y que está armada para tratar de justificar las medidas que se están tomando desde el Ejecutivo provincial, como por ejemplo adelantar las elecciones adonde todo el mundo está diciendo que va a ser el pico del segundo brote”.

Para dar cuenta de ello, Fernández referenció “la realidad está en el 70% de ocupación de cama en el sector público, esa es la realidad” y expuso “científicamente en el mundo ya está comprobado que el 5% de los que están cursando la enfermedad requieren de un oxígeno o requieren de una internación entonces la realidad está ahí, en la ocupación de camas. Ahora ¿cuál es la ocupación de cama en el sector privado,? muchos dicen que es mayor al 70% de la ocupación del sector público, uno de los porcentajes más altos del país junto con la provincia de Buenos Aires, entonces se está vendiendo ‘gato por liebre’ para tratar de generar una realidad que no es la que estamos viviendo en el momento epidemiológico, lo peor que nos puede pasar es que la realidad nos pegue de frente y terminemos nuevamente con un sistema público de salud colapsado como nos pasó el año pasado” concluyó