NACIONALES

Por la causa “Cuadernos”

El círculo rojo pide la cabeza de Nicolás Caputo, el amigo del alma de Macri

A días de terminar su mandato, Mauricio Macri intenta contener la furia de los empresarios que apuntaron a su amigo “Nicky” Caputo, quien se ofreció como garante para adquirir sus empresas

Foto: TN
Foto: TN

Los últimos días de Mauricio Macri en la presidencia parecen que no serán tan fáciles como esperaba, y lo peor, es que el reclamo viene del llamado círculo rojo de empresarios, que están pidiendo la cabeza de Nicolás Caputo, el amigo del presidente.

El enojo de los empresarios se debe a la causa denominada “Cuadernos” en donde la mayoría debió ir a declarar, o incluso, fueron apresados. Uno de ellos, fue nada ni nada menos Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri. Pero, la sospecha de los empresarios surge porque “Nicky” Caputo, amigo del alma, tal como refirió el propio presidente, pese a ser dueño de Central Puerto y Edesur, no apareció nunca en la lista de los convocados en la causa que se tramita en Comodoro Py.

Por ello, el desfile de empresarios a Casa Rosada gira sobre el eje Caputo, a quien también quieren que vaya a la justicia. Es que el círculo rojo cree que Caputo intentó aprovechar el maremoto de los cuadernos para ofrecerse como puerto seguro de las empresas a la deriva, es decir, quedarse con las empresas, pero sólo para brindarles una “garantía” frente a la situación procesal.

Mientras tanto, Macri intenta dar explicaciones de algo que no tiene explicación, y espera que no avancen contra su amigo empresario de energía, a quien también se lo indican como socio del propio Macri.

Según se rumorea dentro de los pasillos de la Quinta de Olivos, el todavía mandatario dijo "Nicky no tuvo nada que ver", a los empresarios que recibe en medio de la mudanza.

Sin embargo, algunos de los empresarios no le creen al presidente. En el Círculo Rojo recuerdan que en pleno apogeo del macrismo, Caputo le dijo a un intermediario de un gran empresario que se exiliara a Sudáfrica, donde no hay extradición, o terminaría preso. El empresario se quedó en Argentina y ya salió de la cárcel.

Fuente: La Política Online