NACIONALES

Se invertirán 100 mil millones de pesos

El plan económico de Alberto Fernández destinado a jubilados, trabajadores y planes sociales

Es para incentivar el consumo interno, motor de la economía, tal como lo considera el presidente electo

Foto: diario26.com. Alberto Fernández junto a Matías Kulfas, posible ministro de Economía
Foto: diario26.com. Alberto Fernández junto a Matías Kulfas, posible ministro de Economía

A días de asumir la presidencia, Alberto Fernández viene realizando reuniones con varios sectores para ir encaminando lo que será su plan de gobierno, que incluye programas para erradicar el hambre, pero también para generar consumo de los sectores más postergados, como jubilados, trabajadores con salarios bajos y beneficiarios de planes sociales.

El plan “de los 100 mil millones” como se lo denomina internamente, es el proyecto económico con el cual Alberto Fernández, que junto a su equipo económico, tiene como objetivo inyectar en el mercado interno 100 mil millones de pesos, a través de los sectores más postergados de la sociedad sin capacidad de ahorro.

Según este plan, los beneficiados serán jubilados, trabajadores estatales y privados que perciban sueldos cercanos al salario mínimo (18.875) y beneficiarios de planes sociales.

Esta medida tiene como objetivo que esos sectores, al percibir mayores remuneraciones, se vuelquen al consumo, generando mayor demanda de alimentos y otros productos, incentivando la producción.

En paralelo habrá políticas de contención de los precios, se mantendrán los beneficios impositivos al IVA impulsados por Mauricio Macri, se profundizarán los planes Ahora 12 y Ahora 18 y la ya anunciada tarjeta social para los beneficiarios de los planes activos. El origen del dinero para financiar este programa de aumento de la base monetaria es simple.

Respeto a los trabajadores que superen el salario mínimo, desde el gobierno garantizará que las paritarias equiparen los índices de inflación con el objetivo que no pierdan poder adquisitivo. Para ello, establecerá cláusula gatillo en las negociaciones salariales.

Asimismo, para poder hacer frente a la inversión que representa este plan de los 100 mil millones, el gobierno de Fernández plantea la suba de los impuestos de los sectores más beneficiados de la economía, como el de las retenciones y bienes personales.

Tal como había dicho en campaña, el presidente electo manifestó la necesidad de reactivar el consumo interno, principal motor de la economía del país, y para ello, las medidas se dirigen a “poner plata en los bolsillos” de la ciudadanía.

Fuente: Ámbito.com