POLÍTICA

Editorial

El COE se borra de los medios ante el crecimiento del brote de Covid 19

Mientras que los casos ascienden día a día, el gobierno de Morales indicó que los informes televisivos sólo serán los días domingos

Fotomontaje Jujuy Dice
Fotomontaje Jujuy Dice

 

Ahora que Jujuy está en una verdadera emergencia sanitaria por los contagios masivos, con 365 casos de covid-19, el gobierno de la provincia imitando a Poncio Pilatos tomó la decisión de informar a través de redes y realizar una sola emisión semanal del reporte del COE, desapareciendo de las pantallas jujeñas que tantó usó.

Explotó el mapa sanitario en Jujuy, la circulación del virus es comunitaria, pero se decidió flexibilizó la actividad en la capital jujeña donde los casos ascienden.

Desde marzo en los programas diarios del COE con la conducción, dirección general del gobernador ,Gerardo Morales acusó, estigmatizó, discriminó, señaló, en la pantalla cuando no había ningún caso en la provincia a estudiantes, trabajadores de temporada, camioneros, extranjeros, acusando en fin a cualquiera que se pudiera responsabilizar por meter "el bicho" a Jujuy.

Pero finalmente lo trajo él con su custodia que cruzó a contrabandear coca, como el mismo Morales se lo reconoció al presidente Alberto Fernández. Además el gobierno también recaudó dinero con su tarifario punitivo  Covid19 contra los Jujeños.

La provincia recibió dinero de Nación para esta pandemia, casi 1200 millones de pesos entre transferencias , ATN y aportes del Ministerio de Salud . 

El gobernador tuvo 100 días para “cuidarnos” con la construcción de los hospitales de campaña pero desatada la crisis , se comprobó que muchos de estos no existían y fueron improvisados en recintos de todo tipo bajo condiciones edilicias muy  precarias, carentes de calefacción y elementos sanitarios hora antes de recibir pacientes contagiados. Tampoco aparecieron los insumos, la capacitación a los trabajadores de la salud, carencias que sumadas a la ineptitud de los cuadros de conducción del Ministro de Salud, empezando por él, favorecieron el contagio de los trabajadores de la salud, elevando contagios y restando recursos para combatir la pandemia.

​​​​​​Ese Ministerio de Salud, a imagen del gobierno provincial todo, ya venía manejandose con autoritarismo, ocultamiento de datos y mentiras, negando a sus trabajadores los elementos necesarios, EPP, para prevenir los contagios frente al tratamiento del coronavirus. La gran cantidad de contagiados del sistema de salud y SAME, que sus autoridades intentaron primero ocultar, son el resultado de esa política despótica que llenó de presiones a los trabajadores sin brindarles los cuidados que necesitan.

Toda la gran infraestructura que Morales anunciaba en sus programas,  ¿dónde está?

Hoy son 365 casos, el semáforo de Jujuy es rojo, hablar con la verdad duele, pero la responsabilidad es informar y no culpar al periodismo de desinformar.

El gran conductor comandante del Covid 19 en Jujuy se vio sobre expuesto y sus grandes anuncios por el piso. Hoy no hay sostén para el desastre sanitario que se vive en Jujuy.

El desmanejo de los principales ministerios de Seguridad y Salud son los peores de la historia sanitaria jujeña. Tres meses para cuidar a la población y hoy los porcentajes más altos son trabajadores de salud y seguridad. No hubo prevención, subestimaron la pandemia.

El descontrol de Jujuy tiene un responsable que ahora debe dar respuesta y garantizar la salud pública.

Si su termómetro sigue siendo las redes sociales Morales y el COE perdieron credibilidad y respeto en la comunidad.

Estamos en alza de casos positivos, el gobierno debe reflexionar, abandonar el show y la prepotencia y adoptar medidas concretas escuchando a los científicos y también a los trabajadores.

Ante el crecimiento de los casos esta desaparición de los reportes del COE, revela que los funcionarios del gobierno, empezando por Morales, no quieren dar la cara ni informar a la ciudadanía.

También es una admisión tácita de cuál era el fin de esos reportes: mostrarse ante la sociedad y cosechar rédito político cuando la política sanitaria lucía exitosa.

Ahora que se evidencia el fracaso de esas políticas y con la carga de haber traído el virus a Jujuy, Morales en una actitud cobarde, no quiere pagar políticamente el costo de sus errores y del crecimiento de casos que genera temor en la población. Y simplemente "se borra".