POLÍTICA

La campaña del miedo

Gerardo Morales sobre Alberto Fernández: “No hay que tirar más de la soga porque después la que sale perjudicada es la gente”

El mandatario provincial se sumó a las críticas del gobierno nacional, que intenta ubicar al candidato del Frente de Todos como el desencadenante de la crisis económica del país

Gerardo Morales sobre Alberto Fernández: “No hay que tirar más de la soga porque después la que sale perjudicada es la gente”

Lejos de tratar de “cerrar la grieta” como había prometido en 2015, el gobierno de Mauricio Macri manifiesta que Alberto Fernández es uno de los culpables de la crisis económica que atraviesa el país, pese a que sólo se trata de un candidato a presidente y que no toma ningún tipo de decisiones sobre la política. A esa estrategia se sumó el gobernador Gerardo Morales.

El mandatario provincial, en declaraciones radiales, indicó que hay que “tener cuidado” y, además, agregó “no hay que tirar más de la soga porque después la que sale perjudicada es la gente. Estamos en una crisis y hay que tener cuidado con las declaraciones. Eso vale tanto para Lilita Carrió, Alberto Fernández o Roberto Lavagna”.

Además, Morales reconoció que “hay una tendencia después de las PASO", pero subrayó que "no hay que bajar los brazos". "Estamos trabajando para revertir los resultados. El presidente pidió perdón, lo cual es histórico, y se tomaron medidas desde la llegada de (Hernán) Lacunza al ministerio de Hacienda”, remarcó.

Así, se sumó a la estrategia electoral que viene realizando el gobierno nacional de intentar exculparse de las decisiones que tomó y que explicar que toda la crisis económica no se debe a su política, sino que responde a la “volatilidad del mundo”, a la “pesada herencia”, a los resultados de las PASO o a las declaraciones de Alberto Fernández, al cual le pidieron "responsabilidad y prudencia”.

Quien se sumó a las críticas fue el senador y ex ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, quien subrayó “declaraciones como las del viernes no van en el sentido de querer que el gobierno llegue al 10 de diciembre”, en referencia sobre los dichos del candidato del Frente de Todos sobre la reunión mantenida con el FMI.

Estas declaraciones se produjeron luego que el gobierno de Macri perdiera 13.793 millones de dólares de reservas del Banco Central que desató la reinstauración del control de cambios, es decir, el “cepo al dólar”, medida que tanto criticó Mauricio Macri cuando era oposición, y que a 6 días de haber asumido, dejó sin efecto.

Fuente: Página 12